Midget: Franchi y Scotto, éxitos de invierno

0
26

Lo dicho. En boxes se respira aire de verano. Pero ¿cómo?, preguntará el aficionado y espectador.

¡Simple! La discontinuidad del ciclo invernal y la cercanía con el telón final del mismo (resta una fecha), provoca que los animadores del Midget tengan configurados sus autos y muñecas en “modo estival”.

Bastará con repasar los dichos finales de Luciano Franchi y Lucas Scotto, las inobjetables figuras de la tercera fecha del Campeonato Invernal 2018, disputada en la coqueta víspera; o mejor aún, con subrayar el número de chasis 0 km estrenados en la jornada competitiva (ver más adelante).

Sea como fuere, el penúltimo peldaño de invierno (que poco de ello tuvo, dada la excelente condición climática), arrojó un buen cúmulo de competencias, las cuales mantuvieron, en mayor o menor medida, cierto grado de atractivo.

Como es habitual, especialmente cuando cae el sol y el circuito pierde adherencia, los vuelcos no faltaron. Afortunadamente, más allá de algún que otro susto (especialmente el que causó Alan Renero), ninguno arrojó consecuencias severas.

Un solo capítulo resta para el final de este corto pero fructífero camino de invierno. El domingo 9 de septiembre, marcará el inicio de la cuenta regresiva…

Monólogo I

   El protagonizado por el medanense Luciano Franchi (Saldamando-Audi) en la prueba central del Grupo A.

La barrida de trompa de Leonel Ramos (Altamirano-Audi) en la primera curva luego de la partida, facilitó la maniobra de Lucho por el casi inexistente colchón de tierra externo, para capturar la vanguardia y marcar el ritmo inicial.

El vigente campeón invernal no pasó sobresaltos, dado que la intensa lucha producida a sus espaldas, le dio aire para manejar a voluntad el ritmo de la final.

“La pista, a esta altura, está muy difícil. Por eso basta con llegar. El año pasado salí campeón sin ganar, así que me saqué la espina de poder ganar con los más grandes”, contó Lucho, exultante.

Luego, ratificando el concepto expuesto al inicio del comentario, agregó: “Laburamos los dos meses completos. Lamentablemente no se pudo reflejar en las pruebas, pero hoy (por ayer) quedó demostrado que el auto anda. Estamos bien encaminados”.

Monólogo II

Merecido tiene Lucas Scotto (Propio-Audi) su bautismo triunfal en la categoría; condición que insinuó en los primeros dos capítulos invernales, pero que por una razón u otra no pudo cristalizarse.

Luego de lidiar en la estocadas iniciales con Javier Rouaix (Saldamando-Audi), el puntaltense, quien largó desde la cuerda, tomó el liderazgo y no lo abandonó hasta el banderazo a cuadros.

Más mérito recae sobre su producción al haber soportado la presión que el ex campeón, Julio Monteros (Elio Pérez-Audi), ejerció sobre sus escapes.

“Es una locura esto. Siento mucha felicidad por los chicos que se matan trabajando en el auto. No podía darles ninguna alegría y ahora llegó el triunfo”, contó.

“Lo que más me importa–agregó–, es que el auto está en buenas condiciones para el verano. Ojalá que todo lo hecho hasta ahora funcione. Ni siquiera creo que vaya a lavarlo.”

Capítulo: “estrenos”

El segmento lo animaron: Esteban Mancini (propio), Daniel Altamirano (Altamirano), Javier Rey (Altamirano), Axel Garabán (Saldamando) y Martín Furia (FR).

También podría considerarse debut para las máquinas de Roy Altamirano (Altamirano), Guillermo Schmit y Gonzalo Brezina (Altamirano), quienes ya habían acumulado vueltas en la jornada de pruebas del mes pasado.

No así la participación de Fernando Caputo (FR), que si bien piloteó otra unidad, la misma ya había tenido rodaje en el estival pasado de la mano de Gustavo Zennaro.

En términos deportivos, el rendimiento sobresaliente fue el logrado por el medanense, con un meritorio tercer puesto en la final.

“Me gustó mucho cómo respondió el chasis. Probamos distintas cosas, además de un motor nuevo, y funcionó todo muy bien”, destacó.

Fuente: Mundo Midget

DEJA UNA RESPUESTA