Andrea Esnaola: cuatro años de ausencia e interrogantes

Andrea Esnaola: cuatro años de ausencia e interrogantes

El 15 de julio de 2015, poco después de las 17, Andrea Esnaola se retiró de la Escuela de Educación Técnica Nº 1 de Pehuen Co, donde trabajaba como auxiliar.

   Una vecina fue la última persona en verla, a sólo algunas cuadras del establecimiento educativo y caminando en sentido contrario a su casa.

   Hace 4 años que Andrea está desaparecida y no se sabe qué sucedió. Hasta el sábado habrá jornadas de reflexión y memoria en Pehuen Co.

   La justicia abrió una causa para investigar lo ocurrido, aunque a esta altura las precisiones son muy pocas y los interrogantes demasiados.

   Luego de la denuncia sobre la ausencia de Esnaola se montó un rastrillaje en la localidad balnearia, del que tomaron parte alrededor de 200 efectivos policiales.

   La búsqueda finalizó 18 días después sin resultados positivos. 

   Marcela Pintado fue una de las últimas personas en estar junto a Andrea y aún no puede superar su ausencia.

   "Estoy triste, como todos los años cuando llega esta fecha. Uno recuerda lo que pasó y es muy difícil", explicó.

   Tampoco encuentra explicaciones a la desaparición de su amiga.   

   "Siempre estamos como el primer día, no hay nada en claro ni alguna hipótesis cerrada. Uno siempre quiere pensar que está bien y que se fue por sus propios medios. De todos modos, es difícil creer que si esto es así nadie haya tenido noticias de ella"

   Recuerda que ese 15 de julio almorzaron juntas y que no advirtió nada extraño en el comportamiento de Andrea.

   "Hasta me acuerdo lo que almorzamos, quiénes estábamos y que nos reímos por una situación que había surgido en la comida. Fue un día más, normal. Si le pasaba algo, no lo demostró".

   Finalmente, dijo tener pocas expectativas de que se sepa lo ocurrido.

   "A esta altura no tengo muchas esperanzas, a no ser que haya gente que vio algo y con el tiempo se anime a hablar".

La causa

   La investigación es llevada adelante por la fiscal Leila Scavarda, quien desde el comienzo ordenó distintos procedimientos, los cuales no arrojaron resultados decisivos para la causa.

   Fuentes de la Fiscalía General indicaron que recientemente se pidió al Ministerio de Seguridad de la Nación, a través de la Secretaría de Coordinación con los Poderes Constitucionales, que se de intervención al Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas.

   “La solicitud tiene el objetivo de que un grupo interdisciplinario de profesionales lleve adelante lo que se denomina como autopsia psicológica, que se realiza en base al expediente y sirve para sacar conclusiones y aproximaciones sobre lo que podría haber pasado”, señaló el vocero.

   El estudio, según mencionan algunos especialistas, se trata de una exploración psicobiográfica de las conductas y vida anímica de la persona buscada, con el fin de establecer las causas de su ausencia voluntaria o involuntaria.

   En el marco de la causa se efectuaron una serie de allanamientos de viviendas e inspecciones de terrenos en diferentes sectores de Pehuen Co, aunque, según se informó oportunamente, tampoco aportaron elementos de importancia.

   Cuatro días después de la desaparición de Andrea, su marido fue hallado con un disparo en la cabeza en la zona de Punta Tejada.

   Gustavo Martínez López Ipucha permaneció internado un tiempo, aunque mientras estaba en el hospital declaró ante la fiscal y dijo que su mujer “estaba deprimida” y “tomaba medicación”.

   El 5 de agosto de 2015, un taxista bahiense llamó al 911 y manifestó haber visto en pleno centro de la ciudad de Bahía Blanca a una mujer que se parecía a Esnaola.

   De inmediato varios móviles policiales comenzaron a buscarla, aunque no hallaron a ninguna persona de características similares.

Fuente: La Nueva