Bomberos Voluntarios y una tranquilidad al momento de pasar este verano

Bomberos Voluntarios y una tranquilidad al momento de pasar este verano

La temporada empezó bien para los Bomberos Voluntarios teniendo en cuenta los datos del clima.
   “En esta primera parte del verano tuvimos frío, lluvia, calor. No se llegan a tener temperaturas elevadas durante muchos días, con lo cual los pastizales no están tan secos”, dijo el subcomandante Gustavo Malatesta, segundo jefe del cuerpo activo.
   Entendió que para la gente que sale de veraneo no es tan agradable y realmente se está encontrando con un panorama poco deseado.
   Mientras tanto “nosotros no hemos registrado tantos incendios si se compara con años anteriores. Estamos tranquilos y salidas son muy pocas”.
   También destacó que el cuerpo activo pudo festejar con sus familias las fiestas de Navidad y Año Nuevo porque también, a diferencia de lo ocurrido en otras épocas, no se produjeron focos ígneos.
   En este caso, remarcó la labor que se llevó adelante desde el área de Protección Ciudadana y Medio Ambiente, con su tarea de prevención desde el municipio, y la Policía con los allanamientos para decomisar gran cantidad de artículos de pirotecnia, cuyo uso está prohibido en el distrito de Coronel Rosales.
   “No hubo prácticamente pirotecnia. Y lo poco que se escuchó no produjo accidentes. Además, nos ayudó la presencia de la llovizna y el frío durante esas dos noches”, sostuvo.
   La disminución en la cantidad de servicios hace que la situación económica de la institución se mantenga estable. “Por ahora estamos tranquilos. Pero en general los gastos son muchos y no condicen con los ingresos. Seguimos trabajando en la campaña de socios. Necesitamos que la gente nos apoye. Tenemos muchas expectativas y esperamos que los vecinos se acerquen para asociarse con una cuota de 100 pesos”.

Quemas
   Al momento de realizar una quema en el fondo de un terreno, Malatesta dijo que es necesario que los vecinos avisen a Bomberos o al área de Protección Ciudadana.
   “Es más, existe una ordenanza al respecto y hasta la fecha ha dado un buen resultado. No quiere decir que no ocurra, pero son casos aislados. A veces sucede que una persona pasa por un lugar y al observar humo avisa enseguida, y de esa manera es que se detectan estas situaciones”, comentó.
   Indicó que esto no representa una salida para los servidores públicos, con los gastos que ello genera, sino un problema para los propios integrantes del hogar y los vecinos lindantes.
   "Se inicia una quema de hojas o pasto pero nunca se sabe si realmente se podrá controlar o si el fuego llegará a afectar a las viviendas, a las personas o las mascotas".

Fuente: La Nueva