Buenos Aires: Asesinaron a un militar destinado en Puerto Belgrano

Buenos Aires: Asesinaron a un militar destinado en Puerto Belgrano

Ariel Fernando Montoya (37) era un Suboficial de la Armada que estaba destinado en Puerto Belgrano y aprovechando su franco había viajado a Merlo a pasar unos días con su familia.

Lamentablemente la inseguridad lo encontró en la madrugada de este domingo cuando regresaba en moto con su novia y fue interceptado por tres ladrones que le quisieron robar el vehículo.

Fuentes de la investigación, manifestaron que Montoya habría utilizado su arma reglamentaria para defenderse, dando muerte a uno de los ladrones e hiriendo a otro. El tercero también fue detenido.

En nuestra ciudad también quedó el dolor, ya que Ariel era integrante de grupos de Mountain Bike y Running, sus otras pasiones.

Merlo conmovido

Ariel salió con su novia, de 31 años. Regresaban por la calle 25 de Mayo a bordo de su Honda Titán de 150 centímetros cúbicos y, en el cruce con Bariloche, los interceptaron. Fue alrededor de la 1.30 del domingo que otras dos motos los encerraron. En una iban dos personas y en la otra, aparentemente, un solo ocupante.

Los delincuentes, armados, quisieron robarles, aunque Montoya intentó detenerse. La primera versión fue que quiso defenderse, pero no se sabe si vieron su arma reglamentaria y lo confundieron con un policía o si le dispararon a matar. Lo cierto es que empezó un tiroteo que terminó con este integrante de la Armada herido en el abdomen y un asaltante caído, justo a su lado.

A Montoya lo trasladaron de urgencia al Hospital Eva Perón, de Merlo. Al motochorro también: tiene 18 años, un disparo en el antebrazo y otro en el omóplato. Está internado, detenido y en grave estado.

Mientras la familia de Ariel consolaba a su novia y esperaban que saliera del quirófano, entró a la guardia otro herido. Alguien en moto lo dejó tirado en la vereda del establecimiento y escapó. Se trataba de Agustín Romano, un adolescente de 19 años que murió antes de ser atendido. Daniela lo reconoció enseguida: era uno de los atacantes. El tercero quedó detenido horas más tarde.

Poco después, Ariel, o "El Negro", como le decían sus amigos, murió. Pertenecía a la Armada Argentina y tenía un hijo de 18 años. En su barrio lo querían y lo recordaron con cariño.

Fuente: El Rosalenio