Cindi: Balance sumamente positivo y se proyecta más para el 2019

Cindi: Balance sumamente positivo y se proyecta más para el 2019

El Centro Integral del Discapacitado cerró un año cargado de actividades y un balance sumamente positivo.

   De cara al 2019, los proyectos no se detienen. Al contrario, la institución sigue sumando propuestas, siempre pensando en el bienestar y desarrollo de sus concurrentes.

   Laura Maulión, directora del Centro de Día, dijo que "continuamos en el camino del crecimiento. Este año inauguramos aulas y estamos incrementando la matrícula. Estamos felices hoy de compartir esta fiesta (por el acto de esta tarde en su amplio gimnasio de Roca 255), donde se demostró todo lo que se estuvo trabajando durante el año".

   En este sentido, sostuvo que los orientadores estuvieron trabajando con los concurrentes y "la verdad que todo se pensó para que sea una gran fiesta".

   El próximo 14 de enero se iniciarán las actividades de verano y el 4 de febrero, las tareas propias de la institución y muchos proyectos más.

   "Ya estamos pensando en un 2019 con todas las propuestas que surgieron a partir del convenio que se celebró con la Base Naval, más otras alternativas. A ello hay que agregar que se incorporarán concurrentes. Asimismo, hay que destacar la inauguración del gimnasio adaptado que está dando sus primeros resultados. Esto demuestra que todos los años venimos creciendo y nos produce muchísima felicidad. Quiero agradecer a la comisión directiva que escucha nuestras necesidades y las gestiona para que se conviertan en realidad, y al personal que la verdad es super valioso".

   "Este año nos tocó organizar el Encuentro Regional con la participación de instituciones de la zona, realizamos varios eventos en nuestra institución, y siempre el personal se pone al hombro la organización de los encuentros y piensa hasta el mínimo detalle. Gracias a ellos por el apoyo y porque siempre están tratando de mejorar y brindar un mejor servicio pensado en los concurrentes que son nuestra razón de ser", dijo.

   Respecto al convenio con la BNPB, recordó que en el último mes se dieron los primeros pasos en el Monte Frutal. "Empezamos a hacer plantas y a trabajar en el lugar, en contacto directo con la naturaleza", mientras que el año entrante se pondrán a trabajar de lleno en equinoterapia. En este caso, expresó que "todo lo que tiene que ver con terapia animal es muy importante".

Lazos de fraternidad

   El jefe de la Base Naval Puerto Belgrano, capitán de navío Gustavo Alberto Ticozzi, indicó, sobre el acuerdo que concretaron con Cindi, que "realmente no dimensioné que era una actividad y una oportunidad tan trascendental para esta institución. Realmente lo tomé con naturalidad desde el primer día cuando lo empezamos a trabajar con Daniel Waigel (integrante de la comisión directiva del Centro). La idea es que los chicos puedan aprovechar y disfrutar de las facilidades y los espacios libres que tiene la Base Naval".

   "Llevó su tiempo, por cuestiones legales que se deben transitar, caminos que a veces son un poquito largos y burocráticos, pero que finalmente nos llevaron a concretar el convenio, con la aprobación del Comandante de Adiestramiento y Alilstamiento y el jefe de la Armada Argentina".

   "A medida que fui tomando conocimiento de lo importante que esto era para Cindi, me di cuenta que logramos algo que es más que relevante para los chicos y me siento realmente muy feliz, muy alegre, por haberlo hecho", dijo.

   Expresó que actualmente los jóvenes están disfrutando del Monte Frutal y el Vivero. "Asisten tres días durante la semana, están al aire libre, bajo el sol, con la temperatura que es muy agradable en esta época y trabajando con la naturaleza. El año que viene el proyecto apunta a ampliar esas actividades a equinoterapia, mientras que la pileta también está lista. La propuesta es que también empiecen el año que viene, será cuestión de hacer las coordinaciones necesarias. Está a disposición de los chicos, cuando ellos quieran, la pueden utilizar".

   "Esto marca los lazos entre la Base Naval y Punta Alta. Mi intención siempre es que ambas estén integradas. Todos quienes estamos en la Base Naval tenemos nuestro corazón, de una u otra forma, depositado en Punta Alta. La Base es otra pequeña ciudad. Son hermanas. Nacieron prácticamente juntas y la vida de ambas transitó siempre por la misma vereda y hay lazos de hermandad y de fraternidad que nos unen hace más de cien años", dijo el capitán Ticozzi.

Fuente: La Nueva