Desde la Escuela de Suboficiales de la Armada se elaboraron elementos de protección

Desde la Escuela de Suboficiales de la Armada se elaboraron elementos de protección

La Escuela de Suboficiales de la Armada (ESSA) presentó el primer pedestal de sanitización fabricado exclusivamente en el ámbito de esa institución, a fin de dar cumplimiento con los protocolos de prevención del coronavirus.

   El proyecto estuvo a cargo del capitán Guillermo Cardozo, quien trabajó en colaboración con los suboficiales Héctor Ontiveros y Raúl Díaz, quienes desempeñan sus tareas en Talleres Básicos. También participó personal civil del área de fotocopiadora, a fin de realizar el ploteo del dispositivo.

   “A pesar de la pandemia, la ESSA sigue funcionando. Si bien lo educativo se volcó al ámbito virtual, hay un porcentaje del personal que concurre a la escuela. Por ello, y a fin de facilitar el cumplimiento de los protocolos establecidos, se adquirió en un principio una estación sanitizante”, contó Cardozo.

   Y agregó: “Pero la escuela es grande y los espacios a cubrir son distantes. Entonces, nos planteamos la inquietud de fabricar algo similar”. En este punto, relata que comenzó a investigar como funciona una estación de estas características, los mecanismos que utiliza, que mejoras podría hacerle, hasta llegar al diseño de un prototipo.

   “A veces del papel a la práctica hay cosas a modificar. Por eso, mejoramos el diseño y construimos la estación sanitizante que tenemos hoy. La estructura es de madera y logramos aumentar la capacidad de almacenamiento a 3,5 litros”, explicó el Ontiveros.

 Tienen la intención de producir 5 estaciones más, ya que el modelo es funcional a las necesidades y el costo es muy inferior al adquirido en el mercado. De esta manera podrán cubrir mayores espacios, dar más seguridad y cobertura sanitaria a quienes concurren al Instituto y proyectar la reactivación de otras actividades.

   “Lo bueno de esto es que se hizo en 3 días y con mano de obra de la Armada. Se usaron las capacidades de la Escuela tanto a nivel material como funcional. Es un gran logro para nosotros”, enfatizó Díaz.

   El mismo equipo junto con personal civil que tiene a su cargo una impresora 3D de la Escuela, fabricó máscaras de protección para el Departamento Sanidad de la escuela. En una primera fase de producción confeccionaron 50 y la particularidad es que parte del modelo es reutilizable: el acetato protector se puede utilizar hasta 5 veces antes de ser descartado y la vincha es reutilizable.

Fuente: La Nueva