Febrero arranca con un golpe al bolsillo; el boleto de micros pasa de $ 16 a $ 25

Febrero arranca con un golpe al bolsillo; el boleto de micros pasa de $ 16 a $ 25

El costo del boleto en el transporte público de pasajeros de Coronel Rosales pasa de $ 16 a $ 25, luego de que el Concejo Deliberante aprobara por mayoría un aumento del 56 %, además de una cláusula de ajuste automático de la tarifa en función del índice de inflación.

El nuevo valor del boleto, que empezará a regir desde febrero, cobró fuerza de ordenanza en la sesión extraordinaria del viernes pasado, con los votos a favor de las bancadas de Cambiemos y Compromiso Rosaleño, a pesar de los nueve votos en contra que reunió la oposición (Unidad Ciudadana, Bien Común, Frente Renovador, Integración Vecinalista Rosaleña y Gen). En tanto, la cláusula de ajuste se aplicará a partir del 1 de junio venidero.

Para los ediles opositores, la suba constituye otro tarifazo del gobierno: "Es un aumento excesivo. Le trasladan directamente el ajuste de subsidios nacionales al vecino. Van a lograr que continúe la caída de pasajeros que ya registra el transporte público local. ¿Y en esta misma sesión quieren aprobar un método de ajuste sacado de la galera? Ponen palos en la rueda cada vez que se quiere controlar a las empresas”, se quejó el concejal de Bien Común, Daniel Medina.

“No nos sirve un estudio de costos mirando a otra ciudad, porque acá las distancias y la realidad económica son otras —señaló la concejala Vanessa Rodríguez—. La gente no está en condiciones de pagar un boleto a $ 25 y no creo que las empresas puedan sostenerlo en el tiempo, porque no se va a subir nadie [a los colectivos]. El usuario va a terminar compartiendo un remís y pagándose una bicicleta.”

“Un 56 % de aumento es más alto que cualquier paritaria que puedan conseguir los trabajadores este año. Si los empresarios dicen que este aumento solo les alcanza para subsistir y pagar sueldos, entonces no van a mejorar el servicio. Y si los choferes consiguen un aumento, eso lo va a terminar pagando el usuario. Encima inventaron un método de ajuste automático, una verdadera estafa a la comunidad”, dijo Rodrigo Sartori, de Unidad Ciudadana.

“La potestad tarifaria en esta cuestión es del Concejo Deliberante, con lo cual una cláusula automática es ilegal, porque el convenio dice otra cosa. Además, si queremos hacer algo serio por el servicio, no podemos tener un transporte público de pasajeros con un convenio precario hecho en la década del 40. Lo que hay que hacer es concesionar por licitación pública y exigir determinadas cuestiones”, dijo Pablo Pujol, concejal de Gen.

Además de las críticas por la tarifa y la cláusula de ajuste, se discutió sobre la posibilidad de volver a implementar un estudio de costos municipal que contraste con el que elaboran las empresas interesadas.

Hace un año estaba a $ 12

Las últimas negociaciones comenzaron en diciembre pasado. Los dueños de las compañías de colectivos de línea habían presentado ante la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante un estudio de costos que reclamaba una suba del boleto a $ 30, casi el doble de su valor actual.

Según los empresarios, no podían absorber los embates de la devaluación, y la quita de subsidios al transporte por parte del gobierno nacional puso en jaque al sistema.

En febrero del año pasado, los concejales aprobaron por unanimidad una suba de $ 12 a 14, contra los 17,50 que pedían los dueños de las compañías.

Un mes más tarde, los empresarios hicieron un lock out en reclamo de otro aumento, tras un paro de choferes por una deuda salarial. Así lograron subir el pasaje a $ 15 en abril.

El tercer aumento fue en septiembre, cuando pasó a $ 16, dos pesos por debajo de lo que pedían. Con esta tarifa, el Municipio pagaba un subsidio, con lo que las empresas conseguían $ 18 por pasaje.

Fuente: La Nueva

Fotos: Rolando Ramos