Habría 3 millones de hectáreas en riesgo por incendios

Habría 3 millones de hectáreas en riesgo por incendios

Las altas temperaturas, baja humedad y gran acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua, generan un escenario propenso a la ocurrencia de focos de incendio en el período estival en tres millones de hectáreas ubicadas en los campos de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro.

Lo alertaron hoy los técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).
Según una reciente estimación del INTA, en La Pampa hay 2 millones de hectáreas en alto riesgo de incendios, que se suman a más de 500.000 en el sudoeste de Buenos Aires y Río Negro.

En total, en la región centro del país hay casi 3 millones de hectáreas en alerta, con una gran cantidad de acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua.

El especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, La Pampa, Pablo Vázquez, aseguró que “estamos próximos al inicio de la temporada de incendios que se extiende desde noviembre hasta marzo de 2020, y detectamos 2 millones de hectáreas de alta peligrosidad en la provincia”.

“Luego de tres temporadas de incendios, la predictibilidad del modelo con el que trabajamos es del 85 %”, aseveró el especialista de Anguil, quien aclaró que si bien el modelo identifica las áreas de mayor peligrosidad, cualquier área puede incendiarse.
Por su parte, el especialista en sistemas de información geográfica del INTA Hilario Ascasubi, Buenos Aires, Alejandro Pezzola, aseguró que “para el sudoeste de Buenos Aires y Río Negro hay en riesgo más de 500.000 hectáreas”, y remarcó que la principal causa es la cantidad de material vegetal fino disponible en la zona.

Vázquez explicó que “el riesgo se incrementa porque hay un proceso de acumulación de forraje muy focalizado en algunos departamentos durante el último ciclo productivo, a pesar de la emergencia agropecuaria declarada por sequía en febrero 2019”.

Además de contar con informes y alertas tempranas con estimaciones de áreas de riesgo, el INTA pone a disposición de los productores y autoridades un índice de peligrosidad de incendio disponible en el sitio web SEPA.

Fuente; La Nueva