Intensa búsqueda en toda la Departamental Sur de "El Oreja" Silva

Intensa búsqueda en toda la Departamental Sur de "El Oreja" Silva

La Policía busca por estas horas a Felipe Juan Omar Silva, de 35 años, un sujeto que está purgando en la cárcel de Villa Floresta una condena y gozaba de salidas transitorias "para afianzar lazos familiares".

Silva se volvió tristemente célebre en 2008, cuando tras 2 meses de salir de la cárcel con 26 años participó de un intento de asesinato y de al menos 2 robos a mano armada.

En ese momento, el entonces jefe de la Policía Distrital, Marcelo Bianchettín, lo había tildado como "el enemigo número uno de la policía de Bahía Blanca".

Durante el curso de la causa, Silva estuvo prófugo y luego de dos meses fue capturado tras un tiroteo y luego condenado a 8 años por esos delitos.

Cabe mencionar que "Oreja", tal como lo apodan, lleva puesta la pulsera (la cual no fue encontrada y habría sido anulada) y cumplía una pena de 13 años por varios asaltos, la cual vence a finales de abril de 2022.

Frondozo prontuario de "El Oreja"

A fines de noviembre de 2001, el Tribunal en lo Criminal Nº 2, le impuso tres años y cuatro meses de prisión, por hallarlo responsable del delito de tentativa de robo agravado. El hecho se cometió el 13 de marzo de ese año y junto con Silva fue sentenciado, a la misma pena, Daniel Enrique Valenzuela. El hecho se perpetró en la calle Remedios de Escalada, entre Rivadavia y Caseros, en perjuicio de Juan Pedro Marcolín.
El 16 de diciembre de 2006, lo aprehendió personal de la comisaría Primera en la zona céntrica, por registrar un pedido de captura del Juzgado de Ejecución Penal. Como se resistió al arresto, también quedó a disposición de la UFIJ Nº 4.
Nuevamente fue arrestado el 1 de noviembre de 2007, durante un allanamiento efectuado en un domicilio de la calle Juncal, entre Darregueira y Thompson, cuando efectivos policiales que investigaban un asalto, encontraron en el lugar armas de fuego con la numeración limada: una pistola 22, otra 7.65 y un revólver calibre 32. Se lo imputó de infracción al artículo 189 bis del Código Penal, que sanciona la adulteración de elementos registrables.

Fuente: El Rosalenio