Luciana Argüello: "Pasé de no saber si volvería a jugar, a vivir del hockey"

Luciana Argüello: "Pasé de no saber si volvería a jugar, a vivir del hockey"

Una mañana como cualquiera, rodeada entre apuntes, terminó siendo una mañana distinta a todas: Luciana Argüello hizo el clic, se cansó de la Universidad y decidió irse a jugar al hockey lejos de su amado Atlético Monte Hermoso.

   La puntaltense de 26 años e integrante desde hace años de la Selección de Bahía, cruzó mensajes con sus excompañeras Eugenía Nimo y María José Macalú y su camino con San Lorenzo y el hockey metropolitano se unió rápidamente.

   Había llegado el momento de armar el bolso y llevarse todo su talento y entrega al mejor torneo del país.

   "Nunca se me había ocurrido irme; o sea, si quería, pero nunca se me daba la chance porque mi mente siempre estaba cerrada en decir: 'Juego en el Atlético y aquí me voy a morir, ja'. Pero un día me levanté podrida de la Universidad y dije: '¿Y si me voy? Si yo estoy todo el día pensando en el hockey'", le contó Lu a La Nueva.

   Todo ese amor por el Atlético que la hacía quedarse es el mismo que le dio la fuerza necesaria el día que una Doctora le dijo que sus chances de seguir haciendo deportes de contacto eran pocas, a causa de una trombosis en una pierna por la que estuvo internada tres semanas.

   "Yo soy muy inquieta, muy activa. No me imagino mi vida sin hacer nada o haciendo un deporte individual. Cuando estaba internada la doctora me decía 'es muy probable que no puedas jugar al hockey, ¿No te gusta la natación?'. Yo la quería matar, imaginate... ¡¿Natación?! No me imagino haciendo un deporte que no sea en equipo", admitió Argüello.

   La camiseta de Monte colgada al lado de la cama del hospital era todo lo que necesitaba Lucha para no bajar los brazos.

  Y esa misma determinación es la que la llevó hasta el recientemente ascendido San Lorenzo, en uno de lo mejores torneos del planeta que espera disfrutar desde adentro cuanto antes.

   "Colgué la '5' al lado de la cama y no me quedaba otra que mirarla todo el día. Me puse el objetivo de volver y lo pude lograr", recordó Lucha.

   "Es todo muy loco —agregó—. De no saber si vas a poder jugar al hockey de nuevo, o algún deporte de contacto, pasar a jugar en San Lorenzo y vivir del hockey, es tremendo", agradeció la puntaltense.

   Además de ser parte del plantel superior, Lucha es ayudante de Euge Nimo en la Primera "D" del "Ciclón", función similar a la que cumplió el año pasado con la Selección Sub 14 de Bahía.

Lucha como jefa de equipo del Sub 14, en plena definición del Torneo Regional jugado en Bahía.
 

   "Sé que es una oportunidad tremenda que la voy a aprovechar a full, soy una agradecida todos los días. Porque realmente no sabés cuándo el cuerpo te va a decir basta y no vas a poder jugar más. Igual yo siempre fui de pensar así, incluso antes de que me pasara eso (la trombosis). Es parte de mí", se definió.

   "Yo siempre les decía a las chicas —agregó— que disfrutemos, porque nunca va a haber un entrenamiento igual ni un partido igual. Nunca van a ser las mismas compañeras, el mismo momento. Siempre lo viví así y después de que me pasó eso, más todavía. Sobre todo porque es una cuestión física y con esas cosas, cuando te dicen 'no' es 'no'", se sinceró Lu.

Argüello espera el abrazo de Gaby Ludueña (15), se suman Mazars (11) y Bárbara Dichiara (9).
 

"Quiero saber de qué estoy hecha"

    Luego de perderse parte del 2018 a causa de la trombosis, Lucha regresó en su nivel habitual y fue parte fundamental de la histórica participación de la Selección de Bahía en los Campeonatos Argentinos de ese año y de 2019.

   La medalla de bronce conseguida por Bahía en el último certamen que reúne a los mejores combinados del país fue otro paso que la acercó a San Lorenzo.

   "Lucha, estuvieron (el cuerpo técnico de San Lorenzo) viendo el Campeonato Argentino, cuando le digas que te querés venir, te dicen que sí al toque", le respondió Eugenia Nimo, ex Atlético Monte Hermoso y jugadora de San Lorenzo.

   "Así que les avisé y enseguida me llamaron, porque me habían visto en ese torneo. Fue como mutuo", reconoció.

Lucha con la de San Lorenzo y Euge Nimo, en los amistosos de preparación.
 

   San Lorenzo el año pasado logró el ascenso al Torneo Metropolitano A, con Nimo, la montehermoseña Macalú y la bahiense Agostina Dottori, autora del gol que le dio el boleto a la categoría superior.

   Si bien el cuerpo técnico que le dio el "ok" a Lucha hizo un paso al costado y en su lugar llegó Marcelo Garrafo (exentrenador de Las Leonas y Leones), la puntaltense recibió un gran apoyo del flamante DT.

   "Jugar el Metropolitano fue una de las cosas que más motivo a irme. Es de los mejores torneos del mundo, es un lindo desafío, todos los fines de semana es una final. Que es por ahí lo que falta un poco en Bahía, allá es como si jugaras un clásico (con Uni o Sportiva) todos los fines de semana, esa tensión, esos nervios. Es hermoso, me encanta", apuntó Lu.

   -Además, también debe ser un lindo desafío personal medirte a ese nivel...

  -Tal cual, quiero ver de qué estoy hecha. En una de las primeras charlas que tuve con Garrafo, me dijo 'Lucha, jugá tranquila que vos estás para jugar en este nivel'. Me dio muchísima confianza y me dejo tranquila de que me va a ir bien. 

   -¿Con qué nivel te encontraste en los amistosos y en los entrenamientos?

   -Con un nivel altísimo. La verdad que mis compañeras son buenísimas, las ves jugar y pensás...'¿Cómo nunca estuvo en ningún seleccionado de Buenos Aires?'.

   -¿Notaste mucha diferencia o pudiste adaptarte bien?

   -Yo me pude adaptar bien porque soy medio caradura, yo corría para todos lados. Lo que sí noté un juego mucho más dinámico e intenso, pero tenemos muchos cambios para salir, descansar y entrar de nuevo a full.

    -¿Cómo fue ponerse una camiseta que no sea la de Monte o la de Bahía?

   -Fue re loco, raro... igual lo viví muy relajada, como si me estuviera poniendo una pechera. Yo tenía confianza, sabía que lo iba a dar todo y listo. Además las chicas del equipo son divinas, te acompañan siempre. Igual eran amistosos eh, ja, ja...

    -¿Y jugar con compañeras distintas después de tanto tiempo?

   -Está bueno, es como me pasó en el Seleccionado, después te vas conociendo y está buenísimo. No siento para nada que soy la nueva o que tengo que pagar derecho de piso, sino todo lo contrario. Me recibieron de la mejor manera las chicas y toda la gente que anda por la Ciudad Deportiva del club.

   Luego de una primera parte en diciembre y varias semanas de entrenamiento este año, hace más de dos meses que Lucha pasa la cuarentena en Punta Alta, entrenando con rutinas del club y esperando el regreso para el debut oficial.

   "Me quiero ir ya porque quiero volver a entrenar que arranque el torneo, pero a la vez estar acá en mi casa está bueno... me va a costar irme de nuevo. Pero sí, ya pasaron muchos días y quiero volver a jugar", se ilusionó.

Amigas, excompañeras y dentro de pocos, rivales. Argüello y Costa Biondi (San Fernando) se cruzarán en el Metro.
 

   "El primer partido era contra el CASI, que ya habíamos hecho amistosos —continuó—. Encima jugábamos el sábado y suspendieron todo el jueves, yo ya había jugado el partido en mi mente cien veces. Estábamos todas ilusionadas, motivadas, con ganas de darlo todo desde el primer partido para tener buenas sensaciones", lamentó Lu.

   Casi que todavía no se fue, pero Lucha ya sabe que en casa la esperan cuando decida volver.

   "Se dio esta chance que cerró por todos lados y me dije 'es ahora o nunca' porque ya tengo 26 años y si bien dicen que es la edad justa, yo no sé. Dije 'ya fue, me arriesgo', lo peor que me puede pasar es que me tenga que volver y si pasa eso yo sé que en el Atlético me esperan con los brazos abiertos", cerró Argüello.


Lucha en frases y datos

¿Pediste la 5?

   "¡No! Cuando llegué la tenía otra chica y ni loca se la pido. Me quedé con la 17 que es el número de mi novio. Mí 5 es la del Atlético y nada más", avisó Lucha.

El apoyo de las compañeras

   "Les conté que me iba para ver que opinaban, porque para mí es súper importante lo que opinen ellas, más allá de que es mi decisión. Era muy importante para mí saber que pensaban ellas y todas me re alentaron y me dieron el empujoncito final para terminar de decidirme. Por un lado duele un poco tener que dejarla y perder una jugadora, porque juegue bien o mal, perder una jugadora para el club es mucho, es un cambio. Y más allá de eso, las chicas siempre me están alentando por suerte", reconoció.

Con la de Bahía

   Contando todas las categorías competitivas, la Asociación Bahiense de Hockey consiguió siete podios en tornes nacionales.

   En cuatro de esos Luciana formó parte, entre lo que se destacan las dos medallas de bronce conseguidas con el Seleccionado Mayor en 2018 y 2019. 

   Además, fue subcampeona argentina en 2012 con el Sub 18 y bronce en el 2010 también con la esa categoría.

Sus comienzos

   Lucha arrancó a jugar a los 11 años en el Polideportivo de Punta Alta, luego pasó Puerto Belgrano para jugar en las categorías 6ta y 7ma. Ya en 5ta llegó a Atlético Monte Hermoso.

   En el albirrojo fue multiplecampeona a nivel local y regional y, además, subcampeona argentina en 2012.

Orgullo del balneario: como ante cada logro Monte recibió a sus campeonas. En este caso, tras el Argentino de Club "B" del año pasado.

Fuente: La Nueva

Fotos: La Nueva