Medina: "Uset debe ponerse a la cabeza de los reclamos por ABSA"

Medina: "Uset debe ponerse a la cabeza de los reclamos por ABSA"

"El gobierno local debe exigir a la empresa ABSA que cumpla con el reglamento del usurio en lo concerniente a calidad del servicio y no interrupción del mismo, entendiendo que no puede reiterarse con este nivel de tarifas seguir expresando que la falta de agua es una contingencia de mayor consumo cuando nadie sabe cual es el plan de obras para el distrito. Volvemos a solicitarle al intendente Uset se ponga a la cabeza de los reclamos y gestiones y acompañarlo en la búsqueda de soluciones", así lo sostuvo en diálogo con Radio Rosales el concejal por Bien Común, Daniel Medina, único representante local en la Audiencia Pública por la actualización de cuadro tarifario de ABSA.

"Le dijimos al gerente general de la empresa Rafael Sardella que en los Barrios ATE III, Vila Mora, Centro, Laura, Nueva Bahía Blanca, Albatros XX, Ciudad Atlántida y tantos otros hay personas que tienen que lavar la ropa de madrugada y que ahora su empresa les quiere enchufar un 38% más de aumento. Esto es injusto, viola el reglamento del usuario y le graficamos que el único aporte de ABSA es alguna cisterna algo que se repite todos los años".

"No emitió palabra alguna, pero veíamos que tomaba nota. Si bien la audiencia es no vinculante y la Provincia respalda este tarifazo, desde Bien Común insistimos en que la salida podría ser una presentación judicial reclamando desde la OMIC que se respete el principio de continuidad del suministro antes de la emisión de las boletas. Pero para eso necesitamos que el Intendente Uset nos apoye y vuelvo a pedirle públicamente que dejemos de lado las diferencias y unamos esfuerzos por el bolsillo del vecino. ABSA no puede pretender cobrar algo que a muchas familias no les presta. No podemos ser cómplices y callar esto" afirmó Medina.

También denunció ante el presidente de ABSA que en Rosales muchas obras en las calles quedan abandonadas, deteriorando el asfalto y están mal señalizadas, al tiempo que brindó un aporte al directorio de ABSA para unificar los criterios de acceso a la Tarifa Social de Agua con la del servicio eléctrico, algo que beneficiaría a muchos rosaleños que viven en barrios sin red de gas y que actualmente - por una medida de ABSA que pone un tope de consumo eléctrico- perjudica a varias familias. "Esto pasa en Barrio Laura por ejemplo. Queremos equidad, justicia y protección para todos", concluyó.

Una audiencia pública con barras oficialistas

Las asociaciones de defensa al consumidor y de la Defensoría del Pueblo bonaerense, que pidieron suspender la suba y cuestionaron la calidad del servicio. El presidente de ABSA, Raffaele Sardella, sostuvo que "la suba se debe al incrementos de los costos durante el último año" y que "la actualización de las tarifas se solicita para mantener el equilibrio económico, financiero y operativo alcanzado".

El titular de la empresa destacó que cuando se puso al frente "se utilizaba sólo el 7% del total de los costos para tareas de mantenimiento" y "hoy estamos en más del 33% de los costos; esto quiere decir que se aplica esa dinero a la mejora del mantenimiento" en todo el área de servicio.

Desde ABSA defendieron el incremento propuesto al sostener que al 41% de los usuarios le representará un aumento menor a $ 200 por mes, mientras que al 31% le significarán una suba menor a $ 100. En tanto, el 1% de los usuarios deberá pagar más de $ 400 extra. Aunque su resultado no es vinculante, la ley obliga a ABSA a señalar las razones por las cuales desecha o considera las consideraciones presentadas por los participantes.

En tanto, con la realización de la audiencia pública el Gobierno bonaerense ya quedó habilitado para autorizar la suba a la empresa, aunque no necesariamente está obligada a otorgar el incremento solicitado. De este modo, las subas podrían viabilizarse en los próximos meses, ya que ABSA ya emitió las facturas de enero y febrero.

Por su parte, las asociaciones de usuarios y la Defensoría del Pueblo bonaerense cuestionaron los aumentos y reiteraron advertencias sobre la calidad del servicio que atiende a 786 mil usuarios en la provincia. Jorge Ruesga, secretario de Servicio Públicos de la Defensoría, aseguró "este aumento es un disparate en este contexto social que se está viviendo en la provincia y el país, porque es un servicio esencial y básico.

Por su parte, Florencia Barcia de la Defensoría Ciudadana de La Plata, sostuvo que "el aumento no se condice con las inversiones anunciadas o realizadas, pérdidas de agua, cloacas y falta de agua son las principales denuncias y reclamos que recibimos".

Fuente: El Rosalenio