Mirá por qué aumenta el combustible a pesar de la baja del dólar

Mirá por qué aumenta el combustible a pesar de la baja del dólar

Se desploma la divisa norteamericana y también baja el valor internacional del petróleo. Así y todo, el precio de los combustibles sube. Un especialista consultado por FILO explica los motivos.


Mientras el precio del dólar sigue su tendencia a la baja y cae también el valor internacional del petróleo, las naftas y el gasoil volvieron a aumentar en Argentina. Por ahora el incremento sólo lo aplicó Axion Energy, pero se espera que el resto de las petroleras lo repliquen durante el fin de semana. La estatal YPF evalúa un aumento del 5,5%.

¿POR QUÉ AUMENTAN LAS NAFTAS?

"El gobierno acordó un sistema libre de precios, no hay regulación del valor de los combustibles, y ello permite a las petroleras establecer las tarifas a su conveniencia", explica el especialista en energía y miembro del Instituto Scalabrini Ortíz, Marcos Rebasa.

Lo cierto es que, después de la disparada del dólar, el gobierno presionó a las petroleras para que no trasladaran al surtidor todo el impacto de la devaluación. Primero acordaron precios de venta y luego anunciaron que implementarían "precios de referencia", algo que en la práctica no se concretó.

Las compañías, que son dueñas de las principales estaciones de servicio del país, igual ajustaron sus pizarras, pero lo hicieron en un porcentaje menor a la que surgía de la combinación entre el barril de crudo y el dólar. Por eso ahora que la divisa comenzó a bajar, la nafta no solo no bajó sino que vuelve a subir.

"Acordaron ir ajustando de a poco, porque era imposible incrementar el precio de golpe, hubiera sido muy resistido por los consumidores", reafirma Rebasa en diálogo con FILO. "Las petroleras buscan tener la paridad del dólar y la paridad del precio internacional. Es como si a nosotros nos cobraran la harina o el aceite de soja, que se produce en Argentina, al precio internacional", grafica el especialista.

Rebasa advierte también sobre el impacto de esta suba en el índice de inflación. Y de hecho ya hay consecuencias: la venta de combustibles registró una caída del 10 por ciento según datos oficiales, y en el caso de las naftas premium, el desplome alcanzó el 27,5%.

IMPUESTOS

Un dato no menor a considerar en el análisis sobre la suba del precio de los combustibles es el impacto que tienen los impuestos en el sector. Fuentes de la Secretaría de Energía explican que en Argentina, el componente impositivo ronda entre el 38% y el 47%, dependiendo el producto; mientras que en otros países, como Estados Unidos, es del 12%"