Nota: Geobiología y vida sana: ¿Disfrutás de un espacio saludable?

Nota: Geobiología y vida sana: ¿Disfrutás de un espacio saludable?

A lo largo de la historia, el hombre ha detectado las radiaciones y alteraciones telúricas que genera la tierra y ha sido capaz de entender la influencia del magnetismo terrestre del planeta, sobre nuestro organismo y los procesos biológicos. Se ha observado que el lugar donde vivimos ejerce una influencia sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra salud. La geobiología combina las investigaciones llevadas a cabo por geólogos, ingenieros, médicos y otros especialistas, y analiza como influyen las alteraciones geofísicas sobre los seres vivos.

Históricamente, las civilizaciones se basaban en la observación de la naturaleza para establecer en qué lugares se debían asentar y que lugares debían evitar. En nuestra cultura, estos espacios a evitar son conocidos como zonas geopatógenas. Estas zonas son lugares donde se concentran elevadas radiaciones de origen natural, que proceden del subsuelo. La larga permanencia de las personas en espacios con exceso de radiaciones, puede provocar la aparición de síntomas y enfermedades. Estos síntomas pueden ser más frecuentes en aquellos casos en que la cama o el lugar de trabajo estén ubicados justo sobre una zona geopatógena.
Llamamos Geopatía GEO = TIERRA y PATHOS= ENFERMEDAD, a las enfermedades producidas por la energía de la tierra, que altera nuestro sistema Inmune.

Algunos síntomas asociados a las radiaciones son las alteraciones hormonales,depresión, fatiga y tristeza, insomnio, dolor de cabeza y muscular, tumores y cáncer, entre otros.
Estas radiaciones se pueden identificar y detectar de diferentes maneras, una que habitualmente se utiliza es a través de unas varillas de metal. Una vez que se identifican, se proyectan en un plano y se establecen cuales son las zonas neutras, para poder ubicar los lugares sanos, fuera de la incidencia de la radiación. Poder identificar la ubicación de las zonas geopatógenas es muy importante, porque permite que podamos ubicar las zonas de permanencia dentro de los espacios, de manera tal, que no nos afecten la salud.


Es por ello que el Estudio Geobiológico de una vivienda es muy importante, ya que a través del mismo, podemos identificar y evaluar la ubicación de las radiaciones en los espacios de mayor permanencia, como los dormitorios y lugares de estudio o trabajo, y de esta manera, poder proponer acciones para crear un espacio de bajas radiaciones que aporte bienestar y vitalidad.


En función de este estudio, se registran todas las bandas de energía en un plano de arquitectura, que sirve de guía, para poder ubicar de la mejor manera posible todos los muebles y las funciones que desempeñaremos, de manera tal, que estemos lo menos expuestos posibles a las radiaciones naturales, en nuestro diario vivir.


Arquitecta: María Puig
Especialista en Geobiología.
TEAM FALCON MATERO

Fuente: La Ciudad Despierta - Radio 2001