Pehuen Co: La Villa Balnearia tiene todas las miradas puestas en lo que traiga febrero

Pehuen Co: La Villa Balnearia tiene todas las miradas puestas en lo que traiga febrero

Pehuen Co tuvo un muy buen enero, sin contar las actividades previas y aprovechando el clima de diciembre. Ahora, las expectativas están puestas en febrero, para el cual se continúa con una amplia programación de propuestas para todas las edades y en diferentes puntos del centro turístico.

   Las alternativas son impulsadas desde el sector público y el privado, en forma conjunta o separada, y por instituciones de bien público, como la Sociedad de Fomento y el Rotary. Todas tienen un objetivo en común: ofrecer a los visitantes distintas opciones de disfrute, recreación y conocimiento del lugar.

   No obstante, la mayor parte de la jornada, los turistas aprovechan las jornadas de sol para permanecer a orillas del mar.

 

   El recorrido por la villa, sus calles con frondosa vegetación y puntos históricos, es otra manera de acceder a las bondades que ofrece este destino turístico de la costa bonaerense.

   Los lugares más alejados pero muy visitados son el Vivero Municipal, que cuenta con un amplio predio de sombra, variedad de plantas y hasta un monte frutal y el yacimiento paleontológico, para el cual se recomienda llegar con guías especializados.

   La peatonal se viste de fiesta al caer el sol. Allí se cuenta con la presencia de artesanos y comercios de diversos rubros. Ocurre lo mismo con la Plaza Carrasco que es escenario de la actuación de artistas.

Para febrero, el Rotary Club organiza una serie de actividades, con el fin de recaudar fondos para continuar con la construcción de la Casa de la Cultura, en la Casa Molino, que fuera donada por la familia Benítez.

   En este sentido, siempre a las 20.30 y de manera gratuita en el garage de las instalaciones ubicadas en Fitz Roy, entre 9 de Julio y Lauquen Mapu, se prevén disertaciones. El 7 de febrero, la profesora Olga Gil hablará sobre El lunfardo en el tango; el 14 de febrero, el licenciado Ricardo Caputo se referirá a ¿Qué hicimos a Pehuen Co?, y el 24 de febrero, la doctora Teresa Manera dará una charla titulada Fui a ver las huellas y no las vi ¿No será un cuento?.

 

Los nombres de las calles

 

   La avenida Trolón está en el acceso de la villa. Su nombre es uno de los más relevantes y significativos que poseen las arterias de la localidad, según se indicó en un trabajo realizado por el Archivo Histórico Municipal de Punta Alta.

   En la investigación se expresa que muchos de estos nombres fueron impuestos por Avelino González Martínez, fundador de la villa, quien utilizó un ejemplar del libro Toponimia patagónica de etimología araucana, escrito por Juan Domingo Perón.

   En él se puede leer que Trolón significa "reunión de médanos" o "médanos juntos". El vocablo haría alusión a la línea costera de médanos o a las dos estancias existentes, llamadas "Médanos nuevos" y "Médanos viejos", terrenos donde se demarcó Pehuen Co.

 

    Trolón, por tanto, es el único nombre que da cuenta del paisaje de playa y hace referencia explícita a la geografía del lugar.

   Merecen destacarse también los relativos a la expedición del Beagle de 1832 y Charles Darwin; o los que hacen mención a pobladores o pioneros de la villa, como Luis Novelli, Antonio Walich, Carlos Bucci, y la calle La Soberana, referencia al barco hundido en la playa.

Fuente: La Nueva