Portuarios, en alerta ante los avances de la Provincia para crear un consorcio de Puerto Rosales

Portuarios, en alerta ante los avances de la Provincia para crear un consorcio de Puerto Rosales

El Municipio rosaleño anunció que la semana pasada se concretaron “importantes avances” para crear un consorcio de gestión de Puerto Rosales y obtener la “esperada autonomía”, pero el gremio que nuclea a los trabajadores portuarios quiere conocer en qué se avanzó. Sobre todo en lo atinente a cómo quedará compuesto el directorio, la estabilidad laboral del personal de esa terminal y aspectos jurisdiccionales.

   El miércoles pasado, el intendente Mariano Uset y el delegado de Puerto Rosales, Guillermo Burgos, se reunieron en La Plata con el ministro bonaerense de la Producción, Javier Tizado, para tratar ver el estatuto del consorcio.

   “Tener autonomía económica y en las decisiones principales del puerto va a permitir un mayor poder en las decisiones participativas”, dijo Uset.

   Es que mucho del movimiento de Puerto Rosales, tercero en la Provincia en volumen de carga, está sujeto a la burocracia platense; y el aporte económico que hace al fondo portuario no se derrama hacia la terminal local.

   Por su parte, el referente local del Sindicato Unificado de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP), Rodrigo Aristimuño, dijo que están de acuerdo con un puerto autónomo, pero quieren reclamarle a Uset que gestione que la representatividad de los trabajadores se vea reflejada en la conformación de su directorio.

   En principio, el directorio tendría al delegado en representación del gobierno provincial, un representante del Municipio, uno por el Concejo Deliberante, uno por las empresas y uno por el sindicato de los trabajadores.

   “Dimos un gran paso para la autonomía, tan deseada y pretendida por todos los rosaleños y de la que tanto se habló durante los últimos 30 años”, agregó el jefe comunal.

   “Esto no es el reclamo histórico de los rosaleños, es una imposición de la Provincia. Ya lo hizo con Dock Sud”, dijo Aristimuño. El 11 de enero pasado, la gobernadora María Eugenia Vidal decretó la creación del consorcio de ese puerto, en el partido de Avellaneda y le siguen el de San Nicolás y tercero Rosales.

   “Siempre hablamos de autonomía, porque la dinámica de este puerto la necesita. Por mes entran 3 millones de pesos y no vemos ni uno. No se invierte en infraestructura”, se quejó el referente gremial.

   Además dijo que van a luchar para que garanticen las condiciones laborales actuales de los trabajadores: “Defendemos la carrera portuaria. El rumor es que pasaríamos a depender del consorcio y que van a respetar la categoría, antigüedad, remuneración y demás derechos y garantías vigentes a la totalidad del personal transferido al consorcio”. Al menos así está redactado en el decreto de Dock Sud, y se cree que los textos para los puertos que quedan serán calcados.

   Aristimuño agregó que entre los puntos que le exigirán a Uset que gestione en La Plata está la ampliación a toda la jurisdicción del espejo de agua frente a las costas rosaleñas, que en su gran mayoría está en manos de Bahía Blanca y que históricamente protestó porque el reclamo rosaleño los dejaría casi sin puerto.

   Otro tema es la percepción por la tasa de uso de la vía navegable, que es lo que se cobra a los buques que transitan por esa jurisdicción y con lo que se financian las obras de dragado y mantenimiento. Ese dinero también se va al consorcio bahiense.

  “Y otro punto central es que le vamos a pedir a la Provincia una incubadora, o sea una inversión inicial para poder arrancar. Porque como consorcio, arrancaríamos de cero, sin un peso”, señaló Aristimuño.

   No es la primera vez que se intenta avanzar en la autonomía de Puerto Rosales; primero fue el gobernador Felipe Solá en 2005 y luego Daniel Scioli hacia 2010, todos por decreto que quedaron en tratativas.

   Aristimuño cree que recién en octubre podría ser efectivo el nuevo modelo de administración.

   Puerto Rosales cuenta con una superficie de unas 50 hectáreas y su actividad fundamental pasa por el petróleo. En su área también se desarrolla la pesca artesanal y el turismo embarcado.

Fuente: La Nueva