Se descubrió una placa en homenaje a los tripulantes del crucero ARA “General Belgrano”

Se descubrió una placa en homenaje a los tripulantes del crucero ARA “General Belgrano”

Ayer por la tarde, alumnos y autoridades de la Escuela N° 277 “Crucero General Belgrano” de la localidad de “El Tala”, provincia de San Luis, colocaron una placa en el cenotafio que recuerda a los tripulantes del crucero ARA “General Belgrano”.

El acto fue encabezado por el Comandante Naval Anfibio y Logístico, Capitán de Navío José Luis Marti Garro; acompañado por el Comandante del aviso ARA “Estrecho de San Carlos”, Capitán de Corbeta Juan Cruz Granja, unidad que apadrina al establecimiento desde el 24 de junio del año pasado.

Además de las autoridades que encabezaron la ceremonia, estuvieron presentes la directora de la institución, Alicia Mattus, junto a alumnos, docentes y padres; y representantes de la Asociación Última Tripulación del crucero ARA “General Belgrano”.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo de la directora. “El 21 de junio de 1982, esta escuela por iniciativa del entonces director Jorge Mario Rodríguez pasó a llamarse ‘Crucero General Belgrano’. Este nombre vincula, sin dudas, a nuestro centro educativo con una institución noble y centenaria como lo es la Armada Argentina. Este nuevo nombre tenía y tiene hoy un significado especial que nos enorgullece y trae un sentimiento de nostalgia; siendo la primer escuela en llevar este nombre y rendir homenaje a los 323 héroes de la tripulación”, destacó.

Y agregó que “el Comandante del aviso ‘Estrecho de San Carlos’ en ese entonces, Capitán de Corbeta Carlos Bosque, visitó la escuela junto a parte de la tripulación y asumió el padrinazgo de la misma. En una charla informal, surgió la idea de que los docentes, alumnos y padres pudieran viajar a esta Base Naval para conocerla y conocer al buque; el sueño parecía lejano y más para los chicos, por lo que significaba salir del ámbito local para conocer otra parte de nuestro país”.

“El esfuerzo y dedicación mancomunados con toda la comunidad escolar, los Veteranos de la Guerra de Malvinas y el constante apoyo de los padrinos, hizo posible que este sueño fuera una gran realidad. Como Escuela ya nos sentimos parte de la familia naval porque hemos aprendido los valores que desde esta institución imparten a sus miembros, tales como la responsabilidad, la valentía y el compromiso con el servicio a la patria”, concluyó.

Acto seguido, el Comandante Naval Anfibio y Logístico acompañado por la directora Mattus y ex veteranos de la Guerra de Malvinas, descubrieron la placa recordatoria.

VISITA A DESTINOS Y UNIDADES

La comitiva, conformada por diez alumnos – de entre 6 y 12 años-, acompañados por docentes y padres, arribó el miércoles pasado a la Base Naval Puerto Belgrano, alojándose en el transporte rápido multipropósito ARA “Hércules”. El primer lugar visitado fue el aviso ARA “Francisco de Gurruchaga”, donde pudieron recorrer la unidad.

Luego se trasladaron a la Base de Infantería de Marina Baterías. Allí conocieron las Baterías Históricas y el Museo de la Infantería de Marina.

Más tarde, recorrieron la Base Aeronaval Comandante Espora, donde tuvieron la oportunidad de visitar escuadrillas y hangares de la Aviación Naval y el Museo Aeronaval.

Con respecto a la visita a los destinos y unidades, la directora Alicia Mattus remarcó que “hemos querido llegar hasta aquí para mostrarles a los alumnos parte de la historia de la Armada y así expresarles nuestro cariño a esta institución. Ellos saben muy bien cuáles son las tareas que realiza la Armada: por qué custodian el Mar Argentino y cuáles son sus riquezas”.

“Todo se ha dado en un marco sumamente emotivo -agregó-, muy fuerte lo que hemos encontrado. Ver lo imponente de los buques o la belleza de los museos ha sido muy movilizante y desde que arribamos no dejamos de sorprendernos”, dijo.

Para finalizar, agradeció el trato recibido por cada persona que los recibió y acompañó. “El recibimiento fue espectacular, nos hicieron sentir a gusto y tuvieron la amabilidad de explicarnos y ayudar a los chicos con sus inquietudes”.

Entre los pequeños, se encontraba Agustina Martínez, alumna de 6° grado y con 11 años, quien vivió la experiencia de ver el mar por primera vez. “Lo que más me gustó fueron los barcos y el trabajo que hacen los que forman parte de la Armada; luego me gustó el Museo donde vi a los aviones”, detalló. “Es algo difícil de explicar lo que viví con mis compañeros en estos dos días. Es una felicidad vivirlo con ellos y siempre lo recordaré”, finalizó.

Otro de los alumnos es Juan Carlos Pérez de 7 años. “Ver los barcos, los autos verdes en Baterías, el mar y los aviones en el Museo estuvo buenísimo. Además, el barco donde estamos alojados es enorme, lo recorrimos todo y jugamos con mis compañeros. En los libros los veía chiquitos y pensaba que eran así, pero son enormes: cuando sea grande quiero navegar en uno de ellos”, expresó.

Por su parte, Tamara Agüero, con 9 años, resaltó que “con la emoción que teníamos el viaje se nos hizo corto. Yo no conocía el mar y estoy feliz de lo que estoy viviendo. En el buque me gustó la parte donde se maneja – en referencia al timón-; y también los Museos”.

Fuente: Gaceta Digital