Se inauguró una moderna sala de internación

Se inauguró una moderna sala de internación

Una confortable y moderna sala de internación se habilitó formalmente hoy en el pabellón VIII del Hospital Naval Puerto Belgrano.

   La ceremonia fue presidida por el Comandante de la Infantería de Marina, contralmirante Humberto Dobler.

   Estuvo presente el director de Sanidad de la Armada, comodoro Marcelo Tarapow, y el director general del centro de salud, capitán de navío médico Eduardo Toscani.

   La bendición del nuevo y amplio espacio estuvo a cargo del capellán del nosocomio, presbítero Alberto Luis Luna Andrine.

   Cada de una de las habitaciones cuenta con una cama para el paciente y un lugar para el acompañante. Todas poseen baño privado. Además, se encuentra una oficina de enfermería en el sector de ingreso.

   "Es un hecho de gran importancia en la Armada Argentina y en la Sanidad Naval la inauguración de esta sala de internados. Hace más de 30 años que no se vive un momento así en este Hospital. La última vez, fue la habilitación de la obras del pabellón IX, el Centro Quirúrgico, y el pabellón VIII en la década del 80", recordó el doctor Toscani.

   "Quiero agradecer a todos los que permitieron que esta obra pueda llevarse a cabo. A las máximas autoridades de la Armada por entender que este Hospital necesitaba un cambio, una mejora integral de sus infraestructuras, para poder así incrementar sus capacidades tecnológicas y prestacionales, haciéndolo más adecuado a las necesidades actuales de sus usuarios, los afiliados de la Diba, hoy Iosfa".

   "También quiero agradecer a los directores de Salud y Bienestar de la Armada, y a los directores de Sanidad por su apoyo. A la dirección de Infraestructura de la Armada por la evaluación del proyecto original y sus recomendaciones, a la empresa Marín Construcciones por su ejecución, a todos mis subdirectores que me acompañaron en estos años de gestión, al departamento Mantenimiento por el control de la obra, y a todos los que directa e indirectamente colaboraron para que este proyecto se lleve a cabo", dijo.

   Previo al corte de cintas, el director del HNPB hizo una analogía. "Esta sala es como una embarcación en las vísperas de su botadura. Está lista para navegar, pero aún falta su tripulación, el recurso humano, en este caso los enfermeros. Es por eso que su funcionamiento se demorará hasta contar con el personal. Esperamos ansiosamente ver el momento en que surque exitosamente los mares".

   "Antes era común pensar que la mejor atención estaba a 700 kilómetros de distancia y arriba de una ambulancia. Espero que esta sala y el avance tecnológico que hemos llevado adelante en nuestro querido Hospital, cambien ese paradigma y nos permitan tener una sanidad más federal".

Fuente: La Nueva