Se realizó la ceremonia de cierre del Período Selectivo Preliminar 2019

Se realizó la ceremonia de cierre del Período Selectivo Preliminar 2019

Ayer por la tarde, en la Plaza de Armas de la Escuela de Suboficiales de la Armada (ESSA), se realizó la ceremonia de finalización del Periodo Selectivo Preliminar (PSP) 2019.

El acto estuvo encabezado por el Director del establecimiento de formación, Capitán de Navío Gabriel Carlos Adad, y contó con la presencia de la Plana Mayor y personal de la ESSA, y familiares de los postulantes.

Luego del ingreso del Director, la ceremonia inició con la lectura de la orden transitoria de finalización del PSP. Acto seguido, el Capitán Adad brindó palabras alusivas.

“Con esta ceremonia, la Escuela da por finalizado el Periodo Selectivo Preliminar 2019, recibiendo en su seno a los aspirantes de 1° año. Este es un hito transcendental en nuestra vida institucional, por tanto como cada año, este veterano instituto de formación se ve renovado con la joven y briosa energía de una nueva generación de futuros marinos: hombres y mujeres, que de distintos puntos del país convergieron en la Base Naval Puerto Belgrano, confiando en la Armada para forjar su futuro.”, inició su discurso.

Dirigiéndose a los aspirantes, les recalcó: “Esperan en el camino grandes desafíos y sucesivos retos que le harán encontrar las herramientas para superarse, para hacerse mejores de lo que ustedes mismos creyeran posible y para templar su carácter como hombres y mujeres de mar, lanzados a partir de hoy, a una vida de aventura”.

Y agregó que “cada uno ganó su lugar en esta ceremonia con esfuerzo y dedicación, preparándose para superar cada una de las exigencias presentadas durante el PSP. No albergamos dudas de su capacidad para afrontar las exigencias de la Escuela y de su determinación depende encontrarse dentro de un tiempo en este mismo lugar vistiendo con orgullo los galones de Cabo Segundo”.

“Habéis abrazado la generosa vocación de defender a nuestro país y a nuestros conciudadanos en y desde el mar. Es esta una vida de servicio, abnegación y entrega al prójimo, donde descubrirán el valor de la camaradería y el trabajo en equipo, que los llevará a sentirse orgullosos de sus camaradas hasta confiarles la vida; aquí y ahora, desde esta Plaza de Armas, dan inicio a su derrotero profesional”, prosiguió.

El director concluyó agradeciendo a los familiares de los aspirantes por “habernos cedido el cuidado y la tutela de estos jóvenes. Procuramos, con la gracia de nuestra Patrona la Virgen Stella Maris, honrar esa confianza haciendo de ellos distinguidos profesionales y aguerridos soldados de la Patria”.

Finalizadas las palabras, se entonó la Marcha de la Armada y, por último, los aspirantes adoptaron el dispositivo de desfile.

EL REENCUENTRO CON SERES QUERIDOS

Antes de la ceremonia de cierre del Periodo Selectivo Preliminar, los jóvenes aspirantes tuvieron la oportunidad de ser visitados por sus familiares y amigos; algunos viajaron muchos kilómetros para el encuentro tan anhelado; otros no pudieron hacerse presentes físicamente, pero aprovecharon la jornada para comunicarse y expresarles saludos y palabras de aliento.

Los encuentros siempre dejan diversas imágenes en cada uno de los allí presentes: abrazos interminables, rostros con lágrimas y sonrisas; un sinfín de sensaciones acumuladas.

El aspirante Gonzalo Riquelme recibió el abrazo de su madre María Teresa, quien viajó desde Neuquén para reencontrarse con él. “El esfuerzo del viaje valió la pena. Me invade una emoción muy grande ya que mi hijo cumplió su sueño”, destacó Teresa. Y agregó que “desde que él tomó esta decisión, como madre me dolió pero inmediatamente lo apoyé en su camino”.

“Es una felicidad enorme que ellas (incluyendo a su tía María Cecilia) estén acá conmigo- dijo Gonzalo-. Estoy muy contento porque pude superar la etapa más difícil, que era la de pasar el PSP. Es un empuje para continuar dando lo mejor de mí”.

Su tía María Cecilia, quien reside en Bahía Blanca y fue un apoyo constante para Gonzalo, resaltó: “Es una satisfacción personal porque aporté mi granito de arena para que él siga adelante; lo noto contento, feliz y seguro de la decisión que tomó. Me siento orgullosa de tener un sobrino así”.

Un encuentro muy particular sucedió con el aspirante Cristian Condori, nacido en Salta. Sus padres no pudieron viajar, pero el joven fue visitado por la Cabo Primero Belén Avalos, quien radica en Punta Alta, es amiga de su madre y oriunda del mismo lugar que Cristian.

“Aproveché para venir a verlo y lo noté diferente para bien, consciente de que dio un paso muy importante para su futuro”, resaltó Belén.

La aspirante Mailén Sajama, de Tilcara, provincia de Jujuy, se abrazó con su mamá María, su abuelo Mateo y su hermanito, también Mateo, quienes viajaron más del mil kilómetros para el encuentro. “Contaba los días para este encuentro, qué día y qué hora; es una alegría enorme poder haber llegado y verla. Tenía que estar porque Mailén lo necesitaba, esto es lo que ella quería y por lo que tanto luchó”, destacó María.

Su abuelo, emocionado y con la voz quebrada, acompañó a su hija para poder hacerse presente en la Escuela y ver a su nieta. “Cuando me dio la noticia de que iba a entrar a la Armada fue una emoción debido a que yo, hace muchísimos años y por temas familiares, no había podido seguir mi carrera militar. Estoy muy contento que ella retome ese camino y sea una de los tantos jóvenes que decidieron ingresar”, exclamó.

Con respecto al encuentro, Mailén aseguró: “siento una emoción grandísima, porque no me lo esperaba. Cuando dijeron mi nombre, corrí al encuentro con ellos y me largué a llorar muchísimo: mi abuelo cumplió la función de padre durante toda mi vida y hoy pude mostrarle hasta donde llegué”.

Entre la enorme cantidad de gente que se hizo presente en las instalaciones de la ESSA, se encontraba Patricia Pascual y su esposo Oscar Ardiles. Ellos se acercaron para acompañar, charlar y compartir algo para tomar y para comer una torta con aquellos aspirantes que no pudieron recibir la visita de sus familiares y amigos.

“Nuestro hijo ingresó el año pasado, y además tenemos una familiar que es dragoneante y está a cargo de una División dentro de la Escuela, principalmente con los chicos de San Juan. Por eso decidimos venir a compartir con ellos para que no sientan ese desarraigo y darles apoyo y compañía”, afirmó Patricia, y agregó: “para los chicos es muy importante saber que tienen a alguien con quien dialogar, compartir un mate o una gaseosa, o simplemente abrazarse. Es una sensación que nos hace bien a nosotros y, obviamente, bien a ellos”.

Durante la visita, la Banda de Música de la ESSA interpretó un variado repertorio para amenizar los encuentros, mientras los aspirantes pudieron compartir anécdotas y comentar las diversas cosas que pudieron lograr durante el Período Selectivo Preliminar y que les permitió cumplir ese primer gran objetivo.

Fuente: Gaceta Digital