Tensión entre los intendentes y el Ministro de Seguridad Sergio Berni

Tensión entre los intendentes y el Ministro de Seguridad Sergio Berni

En el marco de un fuerte operativo de la policía bonaerense para hacer cumplir la cuarentena por el coronavirus, escala la tensión entre los intendentes y el ministro de Seguridad, Sergio Berni.

Sucede que el gobierno de la provincia recortó el poder que los alcaldes tenían sobre los efectivos que patrullan en los distritos y ahora cada efectivo responde al jefe de la policía, que a su vez sigue las órdenes de Berni.

El propio ministro dejó en clara su decisión en una conferencia de prensa que realizó el viernes. "En muchos distritos y en situaciones normales el intendente tiene cierta injerencia radial sobre los policiás en la cadena de comando, pero en una situación como la que atravesamos, el mando es unipersonal", aseguró el ministro.

Berni explicó que el operativo está conformado por 90.000 efectivos, mientras que otros 10.000 permanecen en cuarentena, afectados a una reserva. "Ellos responden solo al jefe de la fuerza, porque así lo amerita la situación. Los intendentes deben entender que existe una medida nacional que hay que respetar".

En los intendentes no cayó bien está decisión -y menos los términos en el planteo del ministro-. Los jefes territoriales vienen manifestando su preocupación por la seguridad en caso de una fuerte recesión como consecuencia de la cuarentena.

Así se lo plantearon a Axel Kicillof durante la semana en una reunión en La Plata. Según le explicaron, en un contexto de fuerte caída del empleo informal como el que ocurre por estas horas tendrá un impacto directo con la inseguridad.

Existen opiniones encontradas entre Kicillof, Berni y los intendents de cómo tiene que ser el proceder de la fuerza. Mientras el ministro de Seguridad se muestra refractario a los controles, el propio Gobernador encabeza operativos junto a funcionarios del gobierno de la Ciudad. Por caso, esta mañana hubo un operativo en Puente Pueyrredón del que participó la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, pero no estuvo Berni.

El viernes, Berni lanzó una fuerte arenga -con clara impronta militar- a los efectivos de la fuerza. Fue una especie de inicio del operativo policial en el marco de la cuarentena obligatoria.

Con campera verde oliva, parado ante los efectivos formados frente a la bandera argentina, Berni insistió que "en este momento no hay lugar para los libres pensadores" y destacó "nadie está autorizado a realizar ninguna operación que no sea autorizada por su cadena de mando natural".

También alertó a quienes no incumplan con su deber. "Les quiero pedir a aquellos hombres y mujeres que no sienten el llamado del servicio, que perdieron el calor de llama sagrada, que es momento de dar un paso al costado. En esta fuerzas no hay lugar para los tibios, y menos para los temerosos", lanzó Berni en un enfático mensaje en La Plata.

Fuente: El Rosalenio