Transitar por el camino scout con fuertes y nuevos desafíos

Transitar por el camino scout con fuertes y nuevos desafíos

Las agrupaciones scouts necesariamente debieron responder a los nuevos requerimientos sociales y, tal como ocurre en las escuelas y otras instituciones donde participan menores,  los adultos responsables se capacitaron, y lo siguen haciendo, para contener, asesorar y derivar, si corresponde, a los chicos, de acuerdo a los planteos que realizan.
"Más allá de la formación específica que debemos tener, se llevan a cabo capacitaciones, según la rama que se tiene a cargo. De esa manera, se pueden atender las temáticas propias de cada una de las edades", dijo Paola Centurión, jefe del Grupo Scout Sagrado Corazón de Jesús, cuyo predio funciona en Saavedra y 12 de Octubre.
Agregó que, además, realizan permanentes cursos de RCP, charlas con psicólogos, recursos para adultos, abusos sexuales, entre otros.
"Todas problemáticas que lamentablemente hoy están muy presentes en nuestra sociedad. Nosotros, como grupo, no estamos en una burbuja, sino que formamos parte de una sociedad donde tenemos que dar respuestas", indicó.
En tanto comentó que a principios de enero (como cierre de la actividad de este año) harán un campamento en Nogolí, provincia de San Luis.
"Es una estancia que está preparada para los scouts. Trabajamos a full para concretar el sueño de todos. Siempre fue nuestro anhelo hacer un campamento anual entre todos. El que no asistirá será por una cuestión de familia o trabajo", dijo.
La agrupación cuenta con el patrocinio de la Iglesia; es decir, que se trata de un grupo católico que funciona, una parte, en los fondos del templo, donde cuenta con una cocina, y a su vez, poseen un terreno en comodato, en la zona de Ciudad Atlántida.


Sobre la cocina, que se programó en un principio, dijo que quedó chica, debido al crecimiento del grupo y, entonces,  realizaron una nueva construcción.
"Ya está terminada. Y ahora seguimos con un gran parabólico, que está contiguo, donde los días de lluvias o de mucho frío, los chicos pueden realizar igual sus actividades. Se levantaron las paredes de material y estamos en la etapa de colocación de los pisos. La construcción y material son muy costosos. Hay cosas que podemos hacer nosotros mismos, pero otras, más puntuales, que necesitamos la contratación de mano de obra y para eso debemos estar siempre recaudando fondos mediante actividades sociales".


En la actualidad, el grupo cuenta con 140 niños y jóvenes, y 38 dirigentes.
"Para nuestros 19 años de vida como institución, la matrícula y la cantidad de adultos son muy importantes. Todos los años, quedan chicos en lista de espera. Esto se da por una cuestión de espacio y por el número de dirigentes. Por ejemplo, en la manada, de 7 a 11 años, cada seis chicos, se necesita un adulto, mientras que los rovers, de 17 a 21, cada ocho jóvenes se requiere un adulto", sostuvo.

Acompañamiento.
Es importante que toda la familia esté comprometida.
Tiempo valioso. "Se le resta al grupo familiar y por eso es fundamental que todos estén incluidos en el movimiento". 
Semillero. "Es la rama de los chicos más grandes. Gracias a Dios venimos trabajando con eso desde hace años. De los 38 adultos que se registran hoy, muchos de ellos pasaron por el grupo, fueron beneficiarios y ahora están dirigiendo. Es importante la continuidad".
Actitud. "Se necesita asumir un verdadero compromiso para trabajar en el movimiento del scoutismo".

Fuente: La Nueva