Uset: "No escondemos información, tenemos un delicado cuidado de confidencialidad"

Uset: "No escondemos información, tenemos un delicado cuidado de confidencialidad"

NOTA REALIZADA POR EL MEDIO LA NUEVA

El jefe comunal rosaleño habló sobre varios temas vinculados, por ejemplo, a la tarea incansable que se realiza a partir de los seguimientos epidemiológicos, las reacciones en torno al brote del Hospital Municipal, la comunicación de la información hacia la comunidad, y los aspectos de la seguridad y la asistencia alimentaria.

   El licenciado Mariano Uset también respondió a las consultas relacionadas con el espacio político que representa y la respuesta que recibe de los órdenes nacional y provincial.

-- ¿Por el momento de habla de conglomerados, pero no de transmisión comunitaria?

--  No puedo ser muy riguroso sobre el concepto de definición comunitaria, pero esencialmente es cuando no se pueden explicar los nexos que generan unos u otros casos. En Punta Alta, tenemos conglomerados como el caso del Hospital, que es el más relevante y que ha generado una cascada de casos que se explican, en principio, porque son parte directa, un trabajador, un contacto estrecho de éste y hemos llegado al contacto estrecho del contacto estrecho.

    Tenemos otros conglomerados sociales, donde interviene un grupo de familiares que, por distintas razones, tuvieron un encuentro. Ya sea por compartir el cuidado de un familiar enfermo, una situación de extrema necesidad y, a veces, un social injustificado. Pero por alguna razón se da una correlación entre un grupo de familias y eso generan estos conglomerados sociales, donde también se explican varios casos que van apareciendo con el correr de los días.

   Hay conglomerados familiares por el volumen de las familias y los casos se explican por esas correlaciones.

   Existen otras categorías. Y entre ellas sigue existiendo el caso no autóctono. Aquella familia en el que el virus entra porque uno de sus miembros es trabajador de Seguridad o de Salud de otro distrito. La profesión que más expuesta está y en la que es más natural encontrar casos es la Salud, enfermeros, médicos. No necesariamente del Hospìtal Municipal, pueden ser de otros efectores de salud.

-- ¿Con esta cantidad de casos (94 activos hasta la noche del sábado) y de acuerdo a lo que explican los profesionales, piensa que en el corto plazo llegará la transmisión comunitaria a la ciudad?

--  La verdad que no lo sé. Trabajamos para que esto no ocurra. Comparamos los indicadores de crecimiento y sabemos que ha sido muy fuerte el impacto del Hospital Municipal. Pero estamos haciendo muchísimo esfuerzo y contamos con el aporte de muchos profesionales que hacen los seguimientos en más de 400 personas. Realmente se está trabajando a destajo desde las primeras horas de la mañana hasta las últimas de la noche en hacer estos seguimientos. No significa un llamado de compromiso. sino que requiere profundizar en la verdad, que a veces no se quiere reconocer, pero que nos importa para encontrar las correlaciones entre los casos y los tipos de contactos estrechos.

   Obviamente hay una gran vergüenza social de reconocer cuando se incumplió con las normas establecidas, a la estigmatización de la familia y a que trascienda la información. Nosotros garantizamos la confidencialidad y hacemos foco en las personas que intervienen en los contactos estrechos. Y, después, el motivo por el que comieron fue un encuentro social o un almuerzo en una jornada de trabajo que se extendió, poco nos importa. A lo que nosotros nos importa es cuánto tiempo estuvieron reunidos, cuántas y qué personas estuvieron presentes.

   Estas son las bases de la investigación epidemiológica que es permanente. De esa manera, se puede realizar la contención y conocer los orígenes. Hay hipótesis que nos llevan muy lejos, incluso fuera de la ciudad. Por eso es importante conocerlo para brindar un marco de seguridad.

-- Tras las explicaciones de los profesionales sobre los motivos del brote en el nosocomio municipal, varios empleados se sintieron ofendidos o incómodos.

--  Creo que todos, cuando cometemos un error, la primera reacción humana que tenemos es trasladar la responsabilidad hacia otro lado. Queremos aplicar esa responsabilidad en otra persona. Es una conducta humana, que tiene que ver con nuestras debilidades. No se interpretó bien lo que se dijo. La Secretaría de Salud es muy conciente que el personal sanitario estaba trabajando desde hace casi 100 días con todas las medidas de seguridad, con el agotamiento físico que ello implica y que llevó a que se produzcan descuidos.

   Esto no significa estigmatizar a nadie. Son los descuidos que tenemos todos, empezando por mi. Mal puedo acusar a alguien por descuidarse cuando yo mismo me descuido. Y cada uno sabe que ha provocado descuidos.

   E insisto con que fue una mala interpretación del concepto de relajamiento. Se le dio el sentido que el Hospital es un relajo. Y esto no es así. No es lo mismo relajamiento que relajo. Nuestro efector funcionó bien durante 90 días y se está reponiendo muy bien.

-- ¿Cree que desde algunos sectores se intentó aprovechar esa situación para acentuar el malestar?

--  Sí, se intentaron abrir nuevas grietas entre el personal y la conducción política, entre el personal médico y el de limpieza. Pero no estamos para abrir grietas. No es nuestro objetivo. Ni abrir ni ampliar grietas. La única grieta que existe es entre este virus y el resto del mundo. Y está claro de qué lado estamos todos.

   Hay que entender que el virus es un jugador en esta cancha que tiene una capacidad de no agotarse. Lo que nos agotamos somos nosotros. Nos cansamos, pestañamos y nos descuidamos. Y el virus está ahí, agazapado, siempre con la misma capacidad ofensiva. En cambio, nuestra capacidad defensiva a veces baja.

La información a la comunidad

-- ¿Qué piensa cuando se dice que se esconde información?

--  Toda la información que manejamos, básicamente en cuanto a los números, la exponemos a diario. Lo que sí tenemos es un delicado cuidado sobre la confidencialidad a la cual nos comprometemos con las personas que siguen estos tratamientos. De ese lugar no nos vamos a correr porque, de lo contrario, perderíamos toda credibilidad a la hora de hacer los cuestionarios que es lo más importante.

   Si nosotros tiramos pistas o elementos que puedan estigmatizar a uno u otra persona. mucho nos costaría generar cuestionarios donde tenemos que obtener la verdad. La gente que se somete a ese cuestionario, tienen que confiar muchísimo en nuestra reserva.

   Pasó también con la grieta que se pretendió abrir que decía que hubo un encuentro social al principio de todo esto, el famoso asado. La gente que hace los seguimientos sabrá si esto fue así. A mi lo que me importa son los contactos estrechos que hubo en esa familia.

Seguridad

-- ¿Cómo se reestructura la actividad cuando hay casos entre los efectivos policiales?

--  Tenemos bajas del personal por el tema de Covid, tanto de Punta Alta como de Bahía Blanca. Lo que compromete son los aislamientos que se deben realizar a partir de esos casos por contactos estrechos. De dos casos positivos, podemos llegar a contar con 11 aislados porque compartieron un móvil o son familiares. El primer ejemplo fue una baja de 15 días para las personas que realizaban la custodia a un paciente internado en el área de psiquiatría del nosocomio municipal. Entonces se debe trabajar para que no queden espacios sin cubrir, incluso con personal que estaba en jornada de descanso.

-- ¿Se habla con la gente de Seguridad sobre la ola delictiva de nivel país?

--  Hay distintos elementos que explican los motivos por los cuales ocurre esto. Uno es el económico, otro el emocional. Es una preocupación que está a nivel del Ministerio de Seguridad de la Provincia. Con la Superintendencia se está tratando mediante las academias para evaluar el avance del delito en cada uno de los distritos.

   Con nuestro director de Seguridad, tratamos de mantener la vara alta y trabajar fuertemente en resolver los pequeños episodios para mostrar que hay una capacidad de respuesta de seguridad.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo

   Tenemos herramientas particulares como los celulares de los móviles, la participación del programa Ojos en Alerta y los mecanismos de denuncias anónimas.

Asistencia familiar

--  Hay más de 500 familias que, ante la pandemia, debieron recurrir a la ayuda alimentaria del Estado. ¿Formarán parte de los listados del Programa Municipal o considera que podrán reincorporarse al mercado de trabajo aunque sea desde la informalidad?

-- Hemos tenido buenas experiencias cuando pasamos de la etapa de aislamiento a la de distanciamiento. Hubo actividades que por fortuna pudimos habilitar y la gente puede desenvolverse. Entonces hubo casos de recientes beneficiarios que se retirar del plan de emergencia porque pudieron regresar al trabajo.

   Es clave el desafío de la sociedad con esta pandemia que está alcanzado los picos de la provincia y a nivel nacional, y también nuestro distrito. Tenemos que pasar este momento, que no será por poco tiempo, y para minimizar el impacto económico, lo más importante en estos meses de tanto esfuerzo, es lograr convivir con la enfermedad, adaptarse a las nuevas pautas de socialización, vincularse distintos y usar otros accesorios como el tapabocas.

   Esto nos permitirá que estas familias puedan recuperar su oportunidad en un marco económico que será muy difícil para todos los argentinos. Aún si pasado mañana terminara la pandemia, la situación económica no será fácil. Nos quedará un nuevo desafío, que es la recuperación económica.

Actividades para habilitar

-- ¿Cuáles son los rubros que estarían en condiciones o que podrían ser habilitados?

--  Esta semana, y siempre que nos mantengamos en fase 4, tenemos la posibilidad de abrir la gastronomía.

   Una actividad que funcionó muy bien mientras estábamos en fase 5 son los gimnasios, que trabajaron con mucho responsabilidad, con adaptaciones y limitaciones. Es algo que no está a nuestro alcance, pero que verdaderamente me gustaría habilitar.

   También se habla de los artesanos en la plaza Belgrano. Se estudian los protocolos al respecto.

-- ¿Y sobre el regreso a clases?

--  Hay una continuidad pedagógica condicionada por el distanciamiento y creo que tenemos que contar con protocolos muy seguros como para que los chicos vuelvan a las escuelas.

   No es un año perdido porque hubo continuidad, pero sin dudas no es lo mismo que un año regular.

   Con el esfuerzo de todos los docentes y las familias acompañando a los hijos, se tuvieron que adaptar a un nuevo marco. Estando esto mitigado, tendrían que darse muy buenas condiciones para volver a clases.

   Como dato, nuestros hospitales están prácticamente libres de patologías respiratorias estacionales. Y en buena medida esto se debe a todos los cuidados que tuvimos, que no son normales en comparación a otros años, y entre otras cosas porque en las escuelas se suele dar el caldo de cultivo con un contagio natural.

El escenario político

-- ¿Con gobiernos de Provincia y Nación de diferente color político al Municipal, resulta complicado encontrar respuestas, aún en tiempo de pandemia?

-- Hemos podido gestionar y recibir ayudas económicas importantes para sobrellevar la situación. En el resto tenemos que ser cautos en juzgar o condenar a un gobierno provincial que lleva ocho meses de gobierno y casi cinco de pandemia.

-- En cuanto a alimentos recibieron 2.500 kilos, cuando a nivel local se reparten unos 18 mil kilos por mes.

-- Parte de esos 2.500 kilos de mercaderías fueron distribuidos a organizaciones político-partidarias, y no a organizaciones sociales. Esas son las cosas para las que estamos preparados porque está en la genética de este gobierno hacerlas. Y seguramente cuando recibamos 10, los oficialistas tendrán 100.

   Pero en lo poco que se ha podido avanzar, lo miramos con la óptica de un cambio de prioridades.

   Hubiésemos querido tener en ejecución algunas obras que no se dieron por el marco de la pandemia. No percibimos los fondos de la Provincia, tal como sucedió en la mayoría de los municipios.

   Pero en otros sentidos, mediante el Ministerio de Economía conseguimos algunos fondos. Estamos tratando de destrabar con Nación recursos para obras y vamos avanzando en ese sentido.

   También estamos trabajando sobre las inversiones para el sistema educativo y el jueves firmé un convenio de casi 9 millones de pesos para invertir en infraestructura escolar.

   Estamos teniendo respuestas. De no existir el marco de la pandemia, podría ser más crítico. Pero hoy soy muy cauto por el contexto tan inesperado y particular.

-- Hubo colegas que se bajaron del espacio de Juntos por el Cambio. ¿Usted lo analizó en algún momento?

-- No. No pensamos hacer una revisión. Estamos claramente en un espacio político al que seguimos respondiendo para llevar adelante las propuestas de gobierno.

   La pandemia nos limitó en cuanto a los programas de cercanía, ya que ahora la palabra más repetida es el distanciamiento.

   Una vez terminado el recuento de votos (el pasado mes de octubre) se asumieron las nuevas responsabilidades y el cumplimiento de los compromisos.

Fuente: La Nueva