Causa AMUTRA: Crece el número de víctimas de un estafador que sigue prófugo

Causa AMUTRA: Crece el número de víctimas de un estafador que sigue prófugo

Son casi 200 los ahorristas que entregaron dinero nacional y extranjero a una mutual puntaltense -que se usó como pantalla-, pero no recibieron los intereses acordados. Sigue vigente la orden de captura contra Ariel Pereyra, el principal sospecho.

Doce nuevas víctimas de estafas reiteradas, que provocaron perjuicios económicos cercanos a 150 millones de pesos, utilizando una mutual de Punta Alta como pantalla para delinquir, se sumaron a la causa judicial en las últimas semanas, mientras el principal acusado, Ariel Omar Pereyra, continúa prófugo.

Hasta ahora la investigación, a cargo del fiscal Mauricio del Cero, cuenta con 175 damnificados a quienes, desde mediados de 2020 hasta abril pasado, se los engañó con falsas promesas del pago de un interés a cambio de la entrega de sus ahorros al imputado, que decía ser presidente de la Asociación Mutual Trabajadores Argentinos (AMUTRA) con sede en la vecina ciudad.

Peritos analizan actualmente la información contenida en los teléfonos celulares secuestrados durante los allanamientos hechos a principios de agosto en Coronel Rosales y Bahía Blanca, por medio de la cual se podría vincular a otros posibles partícipes en la maniobra delictiva.

A los 163 ahorristas que habían denunciado el timo hasta el momento de los procedimientos, en este tiempo se sumaron 12 afectados. Los daños monetarios superarían los 130 millones de pesos.

“Continúan ingresando denuncias de más personas; cada vez menos, pero seguimos recibiendo presentaciones”, confirmó Del Cero, quien subroga en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 18, especializada en delitos económicos.

Sostuvo que por el momento se desconoce el paradero de Pereyra, respecto de quien la Justicia de Garantías bahiense ordenó su detención.

“Seguimos trabajando en la causa en torno del análisis de los contenidos de los celulares incautados, pertenecientes a personas que se encuentran sospechadas por una posible injerencia, intervención o participación en los hechos investigados”, explicó . el fiscal.

“Buscamos información de los hechos (denunciados) y/o que vincule a otros posibles partícipes. No tengo idea de cuánto va a demorar porque dependemos de lo que tarde la DDI (Delegación Departamental de Investigaciones) en realizar el análisis de la información, que es mucha”, dijo.

“Cuando se hace la extracción completa de la información de un dispositivo, generalmente son muchos gigas y es necesario analizar archivo por archivo de correos electrónicos, WhatsApp y Telegram, por ejemplo. Esa tarea demanda mucho tiempo”, amplió.

El daño, en cifras

La causa se inició en abril de este año como consecuencia de estafas por montos que, al menos hasta la actualidad, ascienden a 657.136 dólares, 17.770 euros y 12.036.623 pesos.

A cambio de la entrega de los ahorros de los denunciantes, Pereyra prometía el pago de tasas de interés que en algunas ocasiones oscilaban el 3% semanal y en otros casos el 6% mensual.

La entidad nombrada, en apariencia, estaba en normales condiciones para operar pero los estafados ignoraban que AMUTRA se halla en proceso judicial de quiebra.

Quiere decir que la asociación mutual puntaltense no tiene autorización estatutaria del Banco Central de la República Argentina para operar, conforme los términos o condiciones de los contratos que suscribieron las víctimas.

Además de la orden de detención de Pereyra, por solicitud del fiscal Del Cero, el juez de Garantías Nº 2, Guillermo Mércuri, autorizó requisas en Rivadavia 1277, Murature 959 (donde está ubicada la sede de AMUTRA) y Rivadavia 120 de Punta Alta, así como en Güemes 1253, Liniers 385, Falcón 1906 y Almafuerte 1331, de Bahía blanca.

En Rivadavia 120, donde funciona el estudio de abogados perteneciente al hermano del causante, se ordenó el secuestro de documentación relacionada con AMUTRA y las transacciones materia de investigación.

También se dispuso la "inhibición general de bienes y la indisponibilidad de todo dinero, importe, fondo, depósito, cuenta corriente, caja de ahorro o de seguridad bancaria que pudiera tener" el evadido.

"Veníamos juntando pesito a pesito"

A fines de abril se produjo el vaciamiento de las oficinas de AMUTRA, sobre la que hay un pedido de quiebra desde ese mismo mes de 2020.

“Lamentablemente toda la gente que ves acá no es ni el 10% de las personas estafadas por esta mutual. Nos estafaron y se llevaron nuestros ahorros. Entre nosotros no hay ningún multimillonario; somos personas que veníamos juntando pesito a pesito”, dijo uno de los damnificados durante una manifestación y en declaraciones televisivas.

Los afectados se refirieron a una maniobra “boca a boca” y precisaron que la mutual actuaba como “intermediaria en inversiones financieras”.

“Al ser trabajador, no ganás mucha plata y buscás generar un ahorro. Le avisás a tus conocidos que funciona, pero a principios de este año (Pereyra) dejó de pagar y comenzó a dar vueltas con los pagos”, agregó.

“Ante la presión de la gente que necesita el dinero, nos encontramos con que Pereyra, la persona encargada que nos firmó toda la documentación, se fue de la mutual, la vació y no aparece”, aseguró otra víctima del engaño.

Aparentemente hay antecedentes de esta operatoria ilícita en relación con AMUTRA.

“Cuando fuimos a la casa (de Pereyra), me dijo que me quedara tranquila porque en 10 o 15 días iba a empezar a devolver la plata. A las personas que pusimos dólares o euros nos manifestó que nos olvidemos (de cobrar), porque no va a poder pagar esa cantidad de dinero”, declaró una mujer, también perjudicada

fuente la nueva