El gobierno bonaerense planea retomar parte de las actividades del Instituto de Lotería

El gobierno bonaerense planea retomar parte de las actividades del Instituto de Lotería

El gobierno bonaerense tiene decidido descongelar parte de las actividades del Instituto de Lotería que sufrieron un brusco freno hacia fines de marzo por la pandemia del coronavirus. La idea oficial es que a partir de esta semana retornen los sorteos de la quiniela y desde la próxima la actividad en los hipódromos.

El primer paso está dado. Los protocolos que deberán seguir las agencias de lotería y las hípicas están a la firma del gobernador Axel Kicillof. Una vez que sean convalidados, tendrán que pasar el filtro del gobierno nacional.

En la Gobernación estiman que hacia finales de la semana que se inicia podrían retornar los sorteos. Respecto de la actividad hípica, podría demorar algunos días más.

En relación a los hipódromos, la idea oficial es que las carreras se desarrollen a puertas cerradas, sin concurrencia de público, que podrá realizar apuestas a través de las agencias hípicas.

Con la misma idea de evitar la concurrencia de apostadores, Lotería no habilitará el funcionamiento de bingos ni de casinos.

La decisión oficial de permitir sorteos y carreras de caballos responde al planteo que vienen haciendo tanto los agencieros oficiales como las distintas asociaciones hípicas de la Provincia, que hace prácticamente dos meses que no pueden trabajar.

Pero además, está en danza el tema de los recursos de la Provincia. El juego aporta fondos imprescindibles para el funcionamiento del Estado y su reactivación, aunque parcial, asoma imperiosa en estos tiempos de crisis económica.

Por otra parte, Kicillof volvió a referirse ayer a la autorización en el funcionamiento de nuevas actividades económicas. “En la Provincia vamos a poner énfasis en que vuelva la producción en ramas industriales pero con muchísimos protocolos y cuidados”, expresó.
“En la Provincia hay situaciones muy distintas dependiendo de las características de los municipios y del avance de los contagios”, señaló.

En ese sentido, Kicillof explicó que “hay muchísimos municipios del interior de la Provincia” que no tienen casos positivos y “en esas localidades ya hay autorizaciones para salidas de esparcimiento, el comercio y para la producción de diversos tipos, con determinadas reglas”.

Por otro lado, el Gobernador sostuvo: “En el Gran Buenos Aires, sobre todo en las zonas densamente pobladas y vulnerables, es más difícil tomar todos los recaudos necesarios” porque “hay que impedir que el virus se movilice. Por eso la principal medida de esta etapa es la prohibición del uso del transporte público para todos aquellos que no sean trabajadores esenciales”. En esa línea destacó: “Eso va a permitir que se vuelvan a abrir algunas actividades locales y barriales, evitando que se propague la enfermedad”.

Fuente: El Rosalenio