Puerto Belgrano: “Lo que más disfruto del ámbito naval es la interacción con los distintos destinos navales y su gente”

Puerto Belgrano: “Lo que más disfruto del ámbito naval es la interacción con los distintos destinos navales y su gente”

En Argentina y América Latina cada 3 de diciembre se conmemora el Día del Médico por el nacimiento del doctor y científico cubano, Carlos Juan Finlay Barrés (1833-1915) quien descubrió el agente transmisor de la fiebre amarilla. De esta manera, la fecha fue propuesta en 1953 por la Confederación Panamericana de Dallas, Texas, como el Día de la Medicina Americana. 

En el actual contexto de pandemia por el virus COVID-19, los médicos y personal de salud de diferentes ámbitos e instituciones han demostrado una vez más su entrega y sacrificio permanente en pos de la salud mundial.

René Schumacher ingresó a la Armada Argentina en el año 2000; muchos de sus amigos del Rugby Club Puerto Belgrano, al que asistió desde chico, eran hijos de marinos, por lo que conocía el ámbito naval. Así fue como la idea de ser médico estuvo ligada también a desempeñar su profesión cerca del mar y hacer carrera militar. “La idea de ser médico naval me acompañó durante mucho tiempo hasta que la pude hacer realidad”, enfatizó. 

Luego de finalizar el secundario en el ex Colegio Nacional de Punta Alta y obtener su título en Medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), se inscribió en el Curso de Integración Naval (CUINA) para profesionales que desean incorporarse a la Fuerza; y partió hacia la Escuela Naval Militar en Río Santiago para cursarlo. 

Su primer traslado fue al Hospital Naval Dr. Pedro Mallo en la Ciudad de Buenos Aires donde realizó el Curso Complementario Profesional, para finalmente ser su primer destino el Hospital Naval Puerto Belgrano, donde realizó su especialización en Cirugía General durante 4 años. 

“La Armada me brindó mi especialidad y mi capacitación. Conocí personas excepcionales en los destinos navales”, aseguró el Capitán Schumacher. En Puerto Belgrano, mientras realizaba su especialidad, fue Jefe de Residentes por un año, luego pasó a ser Instructor de Residentes y médico de la Flota de Mar.  

René Schumacher es además miembro de la Asociación Argentina de Cirugía, médico especialista en Cirugía Laparoscópica de la Asociación Argentina de Cirugía y especialista en Clínica Quirúrgica del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires.  

Recordó gratamente sus comisiones al extranjero, “fui comisionado en el 2008 a la República de Chile para realizar el Curso C4 de Sanidad en Combate, y en 2010 viajé a bordo de la fragata ARA ‘Libertad’ por el mundo como Jefe de la División Medicina. Durante ese año se realizó el Velas Sudamericanas 2010, viviendo una experiencia excepcional”.  

En 2011 tuvo la vivencia, como médico y marino, de ser destinado al sur del país. Trabajó en Tierra del Fuego, en el Hospital Naval de Ushuaia desempeñándose como Subdirector Médico Asistencial hasta el 2016, que retornó al Hospital Naval Puerto Belgrano ya como Jefe de la División Clínica Quirúrgica. 

“Lo que más disfruto del ámbito naval es la interacción con los distintos destinos navales y su gente”, destacó el médico cirujano naval.  

La Armada, un estilo de vida apasionante 

Actualmente, el Capitán de Fragata Médico René Schumacher desempeña la Jefatura de Departamento y Servicio de Cirugía del Hospital Naval Puerto Belgrano (HNPB) y contó acerca de su labor diaria en el contexto de pandemia. 

Tres días de la semana se llevan a cabo las cirugías programadas de pacientes que concurren por diversas dolencias; y martes y jueves corresponden a la actividad asistencial de consultorio y programación de cirugías.   

“La pandemia realmente nos afectó a todo nivel, tuvimos que adaptarnos a las medidas de prevención tanto en la esfera laboral como en la personal. Los pacientes COVID positivo asistidos fueron tratados con excepcional camaradería y profesionalismo. El personal siempre estuvo dispuesto a afrontar con lo mejor de sí esta etapa y destaco el esmero puesto en la atención de enfermos, ya que muchos relegaron su tiempo de descanso para colaborar con el servicio”, resaltó. 

Contó que desde que comenzó la pandemia se reacondicionó el quirófano del HNPB en dos áreas: Área COVID-19 y Área No-COVID para discriminar la recepción de los pacientes y evitar infecciones intrahospitalarias. Las salas también fueron reacondicionadas para la asistencia de pacientes quirúrgicos sospechosos o con COVID-19 positivo; y se dividió al personal en dos grupos: Grupo A y Grupo B para que no existiera transmisión de la enfermedad entre el personal que pudiera afectar al servicio de quirófano y al personal médico que asiste a los enfermos.  

René destaca que en la Armada Argentina no sólo pudo capacitarse y desarrollar su profesión sino también comprender un modo de vivir diferente la misma. “Para mí la Armada Argentina significa un estilo de vida apasionante que te marca para toda la vida”, aseguró. 

“Servir a la Patria es estar dispuesto a entregar todo por el país que amás, tu gente, tus compañeros; brindarte por completo a la asistencia de los enfermos, aun relegando cuestiones personales. Realmente disfruté y disfruto de mi carrera naval donde vivo experiencias inolvidables” destacó. 

En sus navegaciones y viajes confesó que no puede faltar el mate y un buen libro para leer. Singladuras y experiencias que comparte con su familia, en especial con sus hijos Ailín de 19 años y Agustín de 16, y sus eternos amigos del Rugby, los “Viejos Lobos de Mar” de Puerto Belgrano.  

Fuente: Gaceta Marinera