El padre del joven asesinado dijo: “Mi hijo no estaba armado”

El padre del joven asesinado dijo: “Mi hijo no estaba armado”

Hernán Goncebat es el padre de Jeremías, el adolescente de 17 años que murió el jueves por la noche tras recibir heridas con un arma blanca en la zona de Villa Maio. Se refirió al hecho de sangre en el que otro menor de edad es el principal sospechoso del ataque.

Sobre lo sucedido, el hombre indicó que “los comentarios que nos llegan son de personas que no se si ya declararon (ante la Justicia) o tocan de oído”.

“Mi hijo no estaba armado”, remarcó.

Goncebat relató que “aparentemente el día anterior (al homicidio) hubo un robo en el barrio y como son chicos, había quedado esa `pica´, por llamarlo de alguna manera”.

Mencionó que le habrían recriminado al sospechoso por “ir a robar al barrio”.

Consultado sobre si Jeremías conocía al supuesto atacante dijo que “en el barrio se conocen todos” y que “seguramente alguna vez se cruzaron”.

“Yo vivo en Bahía Blanca, pero se un poco como son los códigos de los pibes”, acotó.

Más adelante, al describir a su hijo, comentó que “a veces pecaba por inocente” y que “tenía códigos de amistad”, pero “de salir con un cuchillo a encarar, no”.

“En el barrio siempre hubo bardo, más con adolescentes, pero a este extremo no”, contó.  

“No era buena la relación con mi hijo porque se había alejado un poco de lo que yo quería como padre para él, como todo adolescente, no era fácil controlarlo. Yo quería otra cosa, que estudiara, que llevara una vida normal, que un vicio sea que le guste el fútbol, que arme una banda de rock, eso me gustaba. No que pase tiempo con los chicos de acá”, admitió.

Con relación a la causa, expuso que los testigos que declararon sitúan al sospechoso en el lugar del hecho y lo señalan como el autor del ataque.

“No hay dudas. Para mí el hecho está casi esclarecido. Esto es muy pronto, pero está perfectamente indicado como el autor. Hay que ver cómo sigue la causa por ser menor de edad”, sostuvo.

Tras el homicidio, en redes sociales se difundió una convocatoria a una marcha por pedido de Justicia. Al respecto aclaró: “Nosotros no estamos para marchas, a no ser que la Justicia no avance como tenga que avanzar, pero son los amigos de mi hijo los que la están organizado. No lo veo mal, mientras se honre la memoria de mi hijo y no sea para causar algún tipo de desmán”.

“En el grupo familiar lo único que queremos es olvidar lo que pasó. Tratar de seguir adelante. Irnos de Punta Alta”, agregó.

En el final, solicitó que al autor de la muerte de su hijo “lo juzguen las dos justicias, la del hombre y la de Dios. La del hombre, es lo máximo y la de Dios, no va a tener perdón”.

Fuente: Punta Noticias