Luego del accidente, Daniel Medina aseguró “Me salvó el cinturón de seguridad, ante tanta imprudencia”

Luego del accidente, Daniel Medina aseguró “Me salvó el cinturón de seguridad, ante tanta imprudencia”

Así lo expresó a El Rosalenio, el referente de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte -delegación Bahía Blanca- Daniel Medina, luego de protagonizar un siniestro vial el pasado 16 de diciembre, en la Ruta Nacional N ° 3, a la altura de Azul. Si bien está recuperándose de las lesiones, adelantó que ya está en curso la denuncia penal, y como particular damnificado, contra el conductor del camión que se dio a la fuga luego del hecho, y que ya fue identificado.

El vehículo Peugeot Patagónica, dominio AF 040 VMY, al servicio de la CNRT, había sido otorgado por el Ministerio de Transporte el día anterior, y era traído a Bahía Blanca para su puesta en servicio, teniendo al puntaltense como único ocupante. Según se indicó ya está en curso el trámite para recuperar la unidad.

Medina manifestó en primer lugar su agradecimiento “con quienes se han contactado conmigo, y a la gente que me asistió en la ruta al momento del accidente, al personal del hospital de Azul y al personal médico de nuestro hospital y de la sala médica de la Nueva Bahía”; retomó su testimonio recordando que “venía volviendo de Buenos Aires, muy cerca de Azul y en el transcurrir del viaje me encuentro con dos camiones. Uno atrás del otro, iban pegados prácticamente. De frente no venía nadie, quise hacer la maniobra de sobrepaso y, pongo las luces, doy el giro y empiezo a andar. Cuando estoy por pasar al primer camión de los dos, cuando estoy a la altura del eje del camión, el conductor tira el camión, - sin ningún aviso a querer pasar al de adelante - y me encierra. Por esa maniobra que se genera, tengo un accidente en el que vuelco” detalló.

Luego del siniestro, Medina recordó – muy agradecido-, “me asistió mucha gente. Entre ellos el camionero que iba adelante del todo, porque quien provocó el accidente, se dio a la fuga. El camionero que bajó para asistirme, pudo tomarle la patente al camión mientras se daba a la fuga. Pudo haberme matado” expresó.

Sobre el recuerdo de lo sucedido, durante los primeros minutos, luego del siniestro vial, afirmó que “lo más importante de todo esto, y es lo que le pido a toda la gente: ‘es que use cinturón de seguridad’. A mí, de esa imprudencia que casi me cuesta la vida, me salvó el cinturón. Si no iba con cinturón, ese accidente me hubiera matado. El cinturón me salvó”, reflexionó reiteradamente Medina sobre lo vivido.

Agregó, que fue asistido "en el hospital de Azul con varios cortes en las manos, con dolores en el cuello y una quemadura a la altura del cuello también. Gracias a Dios ya estoy recuperándome con la asistencia de mi familia, y agradecido con el equipo de la CNRT, y agradecerle a la gente que me asistió. Yo soy corto de vista, imagínate perdí los lentes, estaba sangrando en la ruta, y las personas que me asistieron y me ofrecieron su número de teléfono”. Recordó que “cuando se acercaron las fiestas llamé a cada una de las personas que me dio su teléfono en la ruta en ese momento; agradecerle tanto a los camioneros, también destacarlos, así como el que provocó la maniobra fue un camionero imprudente y se fugó, destacar también al camionero como a quienes me asistieron, vacacionistas, a la pareja que me llevó al hospital”.

Una vez que fue asistido médicamente, el referente de la CNRT, contó: “me hicieron una tomografía cerebral que me dio bien y ni bien salí de ahí, fui a hacer la denuncia correspondiente. Antes de ver a mi esposa hice la denuncia. Por el hecho, hay testigos suficientes. Los seguros se encargarán de lo que haya que cubrir. Ojalá que la justicia haga justicia, y que esta persona recapacite sobre lo que hizo. Yo no podía creer que esto me pasara a mí, pensé: ‘no puedo creer que me esté muriendo de esta forma’ ”. En este sentido, Daniel Medina volvió a reiterar que “hice de inmediato la denuncia porque uno es funcionario público y debe cumplir con todos los pasos administrativos de hacer las denuncias. Y de presentarme luego, con mi abogado como particular damnificado, sabiendo que ya está identificada la persona que conducía el camión”.

Más allá de lo que sucedió, el funcionario explicó que “aún hoy estoy con estudios pendientes, estoy con seguro laboral, como cualquier otro seguro de trabajo”. Sobre los daños en el vehículo aclaró que “todos los vehículos están asegurados. El daño hacia el vehículo vino de un tercero, y por ello intervino policía científica y se tomarán las pericias. Luego de ello, se recuperará como un auto normal, como en el que otro, una persona causó el accidente. Además, siento una obligación, de presentarme como particular damnificado, por esta persona que se fue así del lugar”.

Daniel Medina aclaró a El Rosalenio que “desde que surgió esta cuestión, hice las denuncias y fui a la justicia”.

Por otro lado, dio lugar a la reflexionó sobre los siniestros viales y el estado de las rutas de la provincia, paradójicamente siendo referente del área del transporte en el país, dijo “ahí, uno se da cuenta de lo necesario que es mantener la prudencia y que en las rutas se hagan las obras que permitan los ensanches. En ese sector es muy necesario; después uno lee y ve como se repiten las víctimas. Yo pasé en julio con mi señora y mis dos hijos y me tocó ver como hubo un accidente fatal donde perdió la vida una señora. Donde a pocos metros después tengo este accidente”.

Ahora a trabajar, porque en lo personal quisiera que ésta persona que provocó todo esto, tenga una sanción por lo que hizo. No solamente por haber provocado este accidente que casi me cuesta la vida, que podría haberme arruinado la vida y la de mis hijos; sino también por lo que vino después que no se haya detenido es algo que me parece terrible” dijo angustiado Daniel Medina, mostrándose esperanzado en seguir en su tratamiento y disfrutando de su familia “que es lo único que uno más quiere y más valora en estos momentos, la familia. Es lo que uno más piensa en todo momento, es lo que a uno más lo emociona. A los dos día del accidente ya estaba en Punta Alta y pude ir al cierre de año de la escuela de baile de mi hija y lo disfruté como nunca disfruté un espectáculo en mi vida” cerró emocionado.

Para finalizar reiteró "agradezco a los hospitales públicos de Azul y Coronel Rosales y a la sala médica de la Nueva Bahía Blanca, donde me atienden por una infección que tengo porque me quedó un cristal atrás de una oreja que todavía los médicos no me lo han podido extraer”.

fuente el rosalenio