OTSM: Acciones solidarias que dejan huellas

OTSM: Acciones solidarias que dejan huellas

Las salas de espera de Odontopediatría, del Vacunatorio/Fisioterapia, de Fonoaudiología y de la División Prevención y Asistencia a la Familia en Riesgo del Hospital Naval Puerto Belgrano (HNPB), se tiñeron de alegría y color. La combinación del arte y la solidaridad permitió que cada uno de esos espacios luzca renovado, invitando a los niños que allí concurren a la fantasía, el juego y la alegría.

Todo ello gracias al trabajo solidario de las integrantes y colaboradores de la Asociación Obra Taller Stella Maris (OTSM) que junto con personal del área de Mantenimiento del HNPB y la valiosa colaboración de la artista plástica Alejandra Barneau, trabajaron para renovar esos sectores infantiles; merced a la colaboración de muchas personas que adquirieron el bono contribución del Día del Niño y realizaron diferentes donaciones.

Ayer, con las presencia del Comandante del Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, Contraalmirante Juan Carlos Daniel Abbondanza; del Segundo Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano, Capitán de Navío Martín Laborda Molteni; del Director del HNPB, Capitán de Fragata Roberto Jorge Ibañez; integrantes de la OTSM y autoridades del nosocomio, se inauguraron las mejoras que fueron bendecidas por el presbítero José Luis Toya.

El recorrido comenzó por Odontopediatría, donde se pintaron con motivos infantiles las paredes y se colocaron mesitas y sillas para los más pequeños, también intervenidas con dibujos destinados a ellos.

En ese espacio llegaron las palabras de agradecimiento por parte del Capitán de Navío Ibañez: “Es oportuno encontrarnos esta tarde para agradecerles la labor desinteresada que con tanto amor han producido para nuestra población más chica”.

“En nombre de nuestros niños y de los servicios que van disfrutar de esta excelencia, caracterizada por mucho amor y belleza, les agradezco muchísimo en nombre del Hospital Naval. Sepan ustedes que el objetivo con el que fue pensado, va a ser logrado”, agregó.

Por su parte, el Comandante de Adiestramiento y Alistamiento dijo: “La iniciativa, las ganas y la dedicación voluntaria, contagia (…) Quiero agradecerles porque esto suma a toda la Armada, no solo al área sanitaria sino a toda la Institución, para que todo el mundo esté con ganas de hacer y mejorar lo que uno puede. De parte de la Armada, muchísimas gracias”.

Más acciones solidarias

En la División de Fonoaudiología del Hospital, recibieron como donación materiales para trabajar con los chicos que concurren, principalmente artículos de escuela, juegos didácticos y una impresora con scanner que es de mucha utilidad para imprimir todo el material que se utiliza con los diferentes pacientes. También recibieron una colchoneta y conos para la rehabilitación vestibular.

En la sala de espera de esa División, se efectuó una intervención más simple con cuadros infantiles para cuidar el estímulo en los niños que muchas veces llegan con trastornos de atención y requieren que el lugar no esté con tanto estímulo visual para que, al momento de ingresar a tratamiento, puedan hacerlo armoniosamente.

A continuación, las autoridades, integrantes de la OTSM e invitados se trasladaron a la División Prevención y Asistencia a la Familia en Riesgo y Vacunatorio/Fisioterapia para tomar contacto con las mejoras realizadas. Allí los agradecimientos se multiplicaron ante esta obra solidaria, como también las obras de arte infantiles que quedaron plasmadas en los muros de las salas de espera.

Para finalizar, la Obra Taller entregó al director del hospital naval tapabocas solidarios para repartir entre quienes concurren al nosocomio y, por su parte, autoridades del mismo otorgaron a las señoras de la Obra Taller y a la artista plástica Alejandra Barneau diplomas de agradecimiento.

“Es maravilloso cuando uno puede dar todo lo que recibe”

En representación de la OTSM, Margarita Abbondanza aseguró que “es maravilloso cuando uno puede dar todo lo que recibe y ver que desde el hospital han hecho un gran esfuerzo para que lo que nosotros hacíamos se pudiera lucir”.

Más allá de las limitaciones para organizar eventos por los cuidados que deben tenerse en estos tiempos de pandemia, la Obra Taller continuó con su trabajo solidario. “Hicimos el bono contribución del Día del Niño para poner nuestro granito de arena en el hospital”.

“Lo bueno de esto es saber que la Obra Taller está trabajando y eso es lo más importante. Es maravilloso poder dar algo a este hospital que a todos, de una manera u otra, siempre nos ha acompañado”, finalizó.

Fuente: Gaceta Digital